martes, 24 de enero de 2012

THE HUMAN CENTIPEDE II (FULL SEQUENCE)



Si lo que quería Tom Six era crear una película más impactante y visualmente más repulsiva que la primera, lo ha conseguido. Lo que a la ¨First Sequence¨ le faltó en escenas explícitas y demencia, a esta le sobra por montones. Mientras que la primera parte se destacó por su aspecto limpio y pulido a pesar de los hechos que ocurrían en el fondo, esta "Full Sequence" está rodada de forma sucia, en ambientes desaseados e inmundos, y con un blanco y negro que nos recordará tal vez al grandioso expresionismo alemán.

La película nos narrará exclusivamente la vida y obra de Martin, un trastornado y sexualmente traumatizado sujeto que trabaja en un parqueadero de Londres, y quien en sus largos ratos de ocio se dedica a ver una y otra vez su película favorita "The Human Centipede", obsesionándose tanto con ella que planea llevar a cabo la obra del Dr. Heiter de unir a varias personas a través de la unión boca-ano, pero a una escala mucho más grande!

Gran parte del acierto de ¨The Human Centipede II¨ es indiscutiblemente el hecho de que su único
protagonista, sea un verdadero enfermo mental, interpretado magistralmente por Laurence R. Harvey,
cuya sola presencia ya causa cierta incomodidad y repugnancia. No hay personajes secundarios y los que existen sólo lo hacen para dotar al personaje principal de un mayor ambiente de locura y demencia absoluta.
Sumado a todo lo anterior, se presentan escenas explícitas de masoquismo y masturbación, amputaciones, defecaciones, mujeres embarazadas y torturas, que harán las delicias de todos los fanáticos de la violencia extrema y el gore.

Sin embargo, la película construye sus pilares exclusivamente en los aspectos anteriormente mencionados. El guión resulta ser una coladera llena de vacíos que se dejaron así, a la espera que lo explícito de la propia violencia en las escenas, los rellenaran (como la costura boca-ano con simples grapas o el método anestésico con simples golpes en la cabeza con una varilla). Aparte de las fuertes escenas y el incremento de la sangre y los primeros planos, aquí no se innova ni se crea nada.

Para resumir: Sí, la película es violenta, explícita y desagradable. Tiene escenas que quedaran marcadas en la mente del espectador por mucho tiempo y una actuación magistral. Si no fuera por esto, ¨Full Sequence¨ no sería más que una excusa barata para aprovechar el éxito y la polémica de la primera, y dar rienda suelta a la mente retorcida del señor Six.