miércoles, 16 de noviembre de 2011

GRAVE ENCOUNTERS (FENÓMENO SINIESTRO)



Si algo tengo que decir antes de iniciar esta pequeña reseña, es que mis expectativas al entrar a la sala de cine eran muy bajas. Pensé inicialmente, al ver el trailer, que se trataba de otra más de las 1000 películas tipo ¨falso documental¨ o "mockumentary" que vienen rodando desde ¨El Proyecto de la Bruja de Blair¨ y que explotaron nuevamente en nuestros tiempos recientes con producciones como ¨[REC]¨ y ¨Paranormal Activity¨. Pues bien, lejos de mis prejuicios y temores, me he encontrado con una muy buena película, que aunque no resulta muy original, está plagada de sorpresas y especialmente, de buenos sustos.


Pero vayamos desde el principio. Como dije, la película no es lo más original que uno puede encontrar en el mercado, especialmente por las siguientes razones: 1- Está grabada en un estilo ¨falso documental¨ y cámara en mano, algo visto hasta la saciedad y que ha perdido ya su efecto de impacto en el espectador. 2- Parte de la premisa -vista muchas veces ya- de ¨cinta perdida que graba los últimos momentos de X grupo y que luego es encontrada y reproducida¨ y 3 - Se desarrolla en un psiquiátrico abandonado plagado de fantasmas, donde un grupo de ¨charlatanes¨, protagonistas de un programa de encuentros paranormales, deciden investigar y grabar los acontecimientos ¨sobrenaturales¨ que allí ocurren, con un tinte de fraude inicial, que progresivamente se irá poniendo más serio. Y es aquí donde la película empieza a ganar puntos: Al principio veremos a un grupo de ¨técnicos¨ paranormales tomándose la cosa en un plan muy relajado, cómico, "cool" y fraudulento, sin embargo, y de forma lenta pero segura, la cinta tiene una progresión hacia el terror puro, la claustrofobia y los jump scares conforme van ocurriendo las manifestaciones espectrales cada vez más violentas, lo que irá destrozando el carácter festivo de cada uno de los protagonitas. Eso sumado a un giro argumental relacionado con la extra-dimensionalidad del mundo de los espíritus, generarán un ambiente de terrible claustrofobia y horror.

Para todos aquellos que piensan que esto será al estilo de ¨La Bruja de Blair¨ o ¨Paranormal Activity¨, es decir, que no se ve nada de nada... pues prepárense, porque a diferencia de las mencionadas, ¨Grave Encounters¨ presentará manifestaciones físicas (y bastante aterradoras) de espíritus y fantasmas iracundos, todo desarrollado en el terrible (pero perfecto) escenario del hospital psiquiátrico abandonado.
Una opción bastante recomendada, para ver en cine o en casa con los parlantes a alto volumen y en horas de la noche, garantizo unas buenas dosis de sustos y ambiente incómodo.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

CONTAGIO (CONTAGION)


Cuando has visto el trailer de la película y el cartel promocional, lo has visto todo (o por lo menos las escenas más interesantes de este bodrio) Mucho actor famoso, muchos ceros en el presupuesto, mucha expectativa y comerciales de alabanza y al final una decepción impresionante y una sensación terrible de haber sido estafado con mi boleto de cine.

Cómo va esta película? Lo que todo el mundo ya ha visto, conoce o intuye: Un virus mortal que empieza a aniquilar a la población humana y de cómo los científicos luchan en contra del reloj, además de tener que lidiar con el terror, la angustia y la desesperación que crece en la población que aún no ha sido infectada, pinta bien, no?
Pues resulta que la película se queda corta en muchos aspectos y exagera en otros. Me explico: El 90% del metraje transcurre en la exposición científica del origen y consecuencias del virus. Es decir, si no eres médico, bacteriólogo o químico farmacéutico vas a quedar perdido (y aburrido) con un montón de términos y explicaciones rimbombantes sólo para darle un tufillo ¨intelectual y científico¨ al guión. El otro 10% será lo que todo el mundo espera: caos, anarquía, miedo y terror, pero manejado por el director de una forma tan burda y mediocre, que pensarás ¨carajo, pagué $3.50 USD para ver miserables 8 minutos de un un par de tarados quemando una farmacia, rompiendo un par de vidrios y atascados en un pequeño bloqueo de tráfico¨.

El sentimiento apocalíptico de este tipo de películas de virus, pandemias y contagiados no se ve por ninguna parte en "Contagio", y de los personajes ni hablemos porque o son supremamente planos y sin peso en la historia, o el guionista los mata a los 10 o 15 minutos de cinta. Una verdadera estafa que no recomiendo a nadie, salvo para verla por internet en una tarde fría de noviembre.

lunes, 10 de octubre de 2011

EL PÁRAMO


Colombia es un país con una muy pobre tradición en cuanto a cine de horror se refiere. Sus producciones generalmente se basan en narcotráfico, guerrilla o en su defecto, humor tropical, ramplón y chabacano. Pero este año se estrenó una apuesta diferente, una película de terror y suspense que fácilmente podría competir contra grandes producciones de Hollywood, sin perder la escencia de la historia, idiosincrasia y locaciones de un país como Colombia. ¨El Páramo¨ narrará la experiencia de un comando de alta montaña del ejército de Colombia que es enviado a una base militar en un desolado páramo a 4.300 mts. de altura sobre el nivel del mar, base con la cual se perdió contacto hace varios días y que al parecer fue blanco de un ataque guerrillero. Luego serán el aislamiento, la claustrofobia, la ausencia de comunicación con el ¨mundo de abajo¨ y la influencia de una supuesta fuerza sobrenatural, los responsables de ir destrozando la cordura de los soldados, descubriendo su lado más primitivo y salvaje.

Para quienes han tenido la oportunidad de conocer Colombia, sabrán que a estas alturas de la vida, se libra una guerra civil rural entre el Estado y grupos guerrilleros de izquierda, y que gran parte de la lucha se lleva a cabo en desolados parajes del territorio colombiano como la selva, los llanos y los páramos. Es por esto que la película empieza triunfando, porque es capaz de situar una cinta de horror dentro de un contexto real y muy cotidiano para los colombianos (basta sólo con leer / ver noticias para encontrarse a diario con ataques guerrilleros y combates). Por otro lado, para quienes han tenido la oportunidad de conocer a Colombia aún más a fondo, sabrán que es un pueblo plagado de una riquísima tradición oral, donde leyendas, espantos, apariciones, brujas y duendes todavía hacen parte del diario vivir de las poblaciones rurales, y es este el mayor acierto de ¨El Páramo¨, pues logra plasmar en fotogramas esas tradiciones y convertirlas en entes físicos capaces de asustar a experimentados soldados.
Sumado a todo lo anterior, quien ha tenido la dicha de visitar o acampar en un páramo real, sabrá el inefable horror que se cierne sobre el alma humana cuando la neblina y la oscuridad invaden cada centímetro del espacio... la sensación de indefensión y claustrofobia es indescriptible, lo que también será bien explotado en la cinta.

En cuanto aspectos técnicos y de actuaciones, es un lujo completo. Una fotografía impecable, unos macros perfectos que añaden terroríficos planos, música incidental de infarto que agrega aún más presión a la inclemente clautrofobia que destila gran parte de la película, actores con gran talento y muy poco vistos en otras producciones lo que adiciona originalidad, y un ritmo narrativo maravilloso.

Si tuviera que comparar esta película, guardando obviamente las justas proporciones, lo haría con ¨The Thing¨ de John Carpenter de 1982, por sus elementos comunes: claustrofobia, ritmo narrativo, tensión, sospecha miedo y recelo de cada uno de los compañeros humanos, y los instintos más primitivos del hombre resurgiendo de las entrañas. Sólo que para ser la primera película de terror colombiana con un presupuesto y una realización decente, resulta ser un producto inolvidable y recomendable para todo fanático del cine de horror / suspense.