miércoles, 10 de noviembre de 2010

A SERBIAN FILM (Srpski Film)


Un viejo amigo que lleva varios años viviendo entre Francia e Italia, me dijo algún día en una conversación casual, que los serbios eran de lo peor que una persona se podría encontrar en Europa, y que resumidas cuentas, eran los "colombianos" del viejo continente. Hoy, gracias a esta película pude comprobar que inclusive son mejores que nosotros, o por lo menos, tienen coraje para hacer películas fieles a su historia violenta, al contrario de lo que pasa en estas latitudes donde el humor chabacano y ramplón se convierte en una mediocre forma para esconder nuestra naturaleza asesina e historia sangrienta.

"A Serbian Film" viene precedida de un montón de noticias y críticas -favorables o desfavorables según el punto de vista-. Vetada en el Festival de Cine Fantástico de San Sebastián por una orden judicial, veto que se suma a una abominable cantidad de solicitudes -especialmente de confederaciones católicas y de padres de familia - para evitar su distribución, proyección o posibilidad de descarga a través de internet. Por otro lado, numerosas críticas, reseñas e imágenes que se han filtrado por internet, la alaban como una muestra cruda del más puro espíritu del cine gore, y en últimas, de la propia libertad de expresión.
¿Y qué es lo que causa tanto alboroto? ¿Qué contiene esta película que la hace blanco de críticas y alabanzas por doquier? La cinta narra la historia de un actor porno serbio retirado, que pasa por apuros económicos junto a su esposa e hijo gracias al cese de sus actividades. Luego aparecerá una antigua compañera de "trabajo", quien le convence para laborar bajo las órdenes de un excéntrico director de porno artístico y experimental. Milo, el actor principal, acepta sin saber muy bien cómo va la cosa, hasta que el porno simple empieza a tornarse en una vorágine donde tendrán cabida el sadomasoquismo, el snuff, la tortura, la pedofilia, la necrofilia, el asesinato y el incesto. Bonito, no?

Lo primero que tengo que decir es que se trata de un producto difícil de conseguir con unos subtítulos decentes en español, así que recomiendo descargarla directamente con subtítulos en inglés y no perder el tiempo con copias burdas de un pésimo castellano. Sobre la película: Siendo claro y directo, estamos hablando de un producto enfermo, demente y perturbador que muestra lo peor de la raza humana. El propio guionista,
Srdjan Spasojevic ha dicho en varias entrevistas que esta cinta es una forma de mostrar al mundo los padecimientos del pueblo serbio. Más de 20 años de guerras de secesión, genocidios, violaciones, exterminios y toda clase de ultrajes y vejámenes contra la población civil, parece que han pasado factura en la salud mental de los serbios, pues aunque el contexto social detrás de la película no es muy claro (salvo tal vez la pobreza o la falta de oportunidades laborales), y tampoco es evidente que la película sirva para hacer catarsis o exorcisar los demonios de las guerras yugoslavas; lo que sí es diáfano es la insana forma de ver el mundo de este guionista.

Tal vez lo más inquietante de esta película es lo poco que se muestra. Para quienes esperan un festival de hemoglobina, desmembramientos y lluvia de sangre, quedarán antojados o decepcionados porque no se trata de eso, va más allá. Es el ataque directo a conceptos que están arraigados en nuestra mente y que generalmente representan lo "bueno" del ser humano - familia, inocencia infantil, libertad sexual, lealtad con los hermanos - nociones que quedarán salpicadas de sangre y semen al terminar la película. Es especialmente esto lo que convierte la cinta en un golpe directo al hígado o los testículos. Pero cuidado, a pesar de no ser una obra 100% explícita, contiene algunas de las escenas más perturbadoras jamás grabadas -por lo menos en el cine no snuff- aderezadas por la excelente actuación de
Srdjan Spasojevic (el personaje principal) quien logra transmitir a la perfección la angustia y el dolor del personaje con la progresiva aparición de sus más recónditos instintos animales.

"A Serbian Film" seguramente polarizará a sus espectadores. Para algunos puede ser lo más asqueroso, repulsivo e innecesario que hayan visto en sus vidas. Para otros se puede convertir en una obra de arte digna de adorarse como una "cult movie". En mi caso prefiero mantenerme en terreno neutral y limitarme a advertir que muy seguramente no la pasarán bien cuando vean esta cinta. Películas como "Saw" no son más que cuentos para dormir niños frente a la violencia fílmica serbia.

martes, 9 de noviembre de 2010

martes, 2 de noviembre de 2010

THE WALKING DEAD (LA SERIE DE T.V.): IMPRESIONES DEL PRIMER CAPÍTULO


Se estrenó ayer para Latinoamérica la tan esperada versión televisiva del exitoso cómic de IMAGE "The Walking Dead", creado por Robert Kirkman en 2003. De entrada podríamos estar hablando de un balance positivo a favor de la adaptación televisiva, y escribiendo como fanático a ultranza de la historieta, puedo decir que he quedado satisfecho por dos puntos especialmente: 1. La notable fidelidad al cómic. 2. La impecable puesta en escena.

Si algo nos dejó este primer capítulo fue una agradable sensación de fidelidad y respeto por el desarrollo de la historia original escrita. Desde el tiroteo inicial, pasando por la escena del hospital y el encuentro con Morgan, hasta la primera zombie con la cual Rick interactúa y la llegada a caballo hasta Atlanta, todos son eventos adaptados de manera correcta tal como fueron dibujados en los dos primeros números de la serie. Y sobre la puesta en escena, al parecer no escatimaron en gastos pues los maquillajes están más que correctos, hay hordas de zombies (como en la escena de Atlanta), buenas dosis de sangre (considerando que es una serie de T.V.) y además la continuidad narrativa es precisa, pues no es lo mismo contar una historia a través de viñetas que hacerlo de corrido en un espacio de 48 minutos de duración. Si algo tiene de especial el cómic es que logra introducir de lleno al lector en él: vivir lo que el personaje está viviendo, sufrir con las inesperadas muertes de personajes que no esperarías que mueran tan pronto, contemplar la complejidad de las relaciones humanas en medio de situaciones extremas... si el director logra despertar estos sentimientos en el telespectador, seguramente será una serie tan exitosa como el cómic mismo.

Si tengo que hablar de los "peros" lo haré sin contemplación: El actor elegido para hacer de Shane (el amigo policía de Rick) dista mucho del personaje del cómic, luce débil y tiene cara de imbécil. Por otro lado, para quienes ya hemos leído el cómic (que va en el #78), probablemente la serie nos otorgue pocas sorpresas argumentales (por ejemplo ya todos sabemos en el próximo capítulo quién es el que rescata a Rick de la horda zombie de Atlanta, cuál es el destino de Shane y Lori, etc.) Aunque detalles como el tanque de guerra usado como refugio al final del episodio (elemento que no aparece en el cómic original) hace prever que la serie nos regalará momentos "novedosos" que probablemente harán más interesante la historia.


Zombies, giros argumentales demenciales, muertes inesperadas, más zombies, vivos aún más cabrones que los propios no-muertos... eso es lo que nos espera siempre y cuando la serie continúe fiel a la historia original (tengo entendido que el propio Kirkman supervisó la adaptación televisiva). Por ahora el primer capítulo nos entregó lo que queríamos ver los seguidores de los tebeos, y para aquellos que nunca han leído un número de "The Walking Dead" seguramente también resultará una interesante serie de zombies y supervivencia que los enganchará semanalmente.

PD1: No puedo esperar a ver la puesta en escena del asedio a la cárcel de Woodbury, para mi, el clímax de la historia.

PD2: SOBERANAMENTE ACERTADA la elección de la hermosa Sarah Wayne Callis como Lori. Una oda a la belleza femenina.