lunes, 31 de agosto de 2009

VIDEOCLIPS DE HORROR: CAVALERA CONSPIRACY - SANCTUARY


Retomando esta sección que tanto me agrada, traigo de regalo hoy para todos ustedes un video que me encanta, de una canción que me gusta mucho y de un grupo que me gusta aún más. Con ustedes de los maestros IGOR y MAX CAVALERA, con su banda CAVALERA CONSPIRACY, llega el video de SANCTUARY.

A estas alturas del partido, quien no sepa quiénes son estos talentosos hermanos, puede quedarse observando videos de Fanny Lu en MTV mientras reflexiona acerca de su horrorosa y penosa existencia. Para los que sí aman su vida y su alma, la noticia de la nueva reunión de los ex-Sepultura no es nada nuevo. Su primer trabajo como CAVALERA CONSPIRACY titulado "Inflikted", cosechó positivas críticas y dejó a muchos fanáticos del buen metal, con demenciales ganas de más C.C. (disco que fuera considerado por este servidor, como uno de los 10 mejores del 2008)

Para su primer video, y aprovechando el tirón de películas de terror que optaron por grabar todo desde la óptica de un camarógrafo que también es un personaje de la historia (conocido también vulgarmente como "cine de veras") verbigracia [REC], "Cloverfield", "Diary of the Dead" o "Death of a Ghost Hunter"; optaron por rodar uno de los mejores y más originales videos musicales de horror con esta técnica. En esta ocasión, la banda se encuentra reunida para una sesión de fotos en París, el 01 de enero de 2008, e inexplicablemente, las fotos serán tomadas con una especie de mutante/mascota. Sin embargo, el bicho del infierno escapa de sus cadenas y sin ninguna clase de tregua, empieza a asesinar a todos los que se encontraban en el estudio, quedado toda la vorágine registrada en video por uno de los camarógrafos, mientras la banda se dedica a tocar la excelente canción "Sanctuary", indiferentes a la matanza que se está presentando. Menos palabras, más imágenes, disfruten ustedes mismos de un excelente video:


sábado, 15 de agosto de 2009

MY BLOODY VALENTINE 3D (2009)


¿Qué pasa cuando al finalizar la primera década del siglo XXI, deciden estrenar un remake de un pésimo slasher de los 80? Bueno, que podrían haber hecho cualquier mierda, y superaría con pocas limitaciones, a la versión original.

Bueno, eso paso con la película canadiense de 1981 "My Bloody Valentine", que en mi concepto, es uno de los peores y más aburridos slashers que se grabaron en tan sabrosa década. Soporífera, sin sangre, con una trama escrita por algún retrasado mental, con un final que destila caca, y con un asesino tan "carismático" como Teresa Gutiérrez borracha, es una de las peores películas que me ha tocado aguantarme (y no son pocas).

Y después de tan repugnante experiencia, por nada del mundo planeaba asistir a cine a ver su remake en 3D. Sin embargo, gracias a Zinema Zombie y a mis amplios conocimientos en cine de horror, me gané un par de boletas para el pre-estreno de esta película el día de hoy. Y como regalado hasta un madrazo, sin falta acudí a la cita.

Mi experiencia con películas en 3D no es muy vasta: Los 15 minutos de "Freddy's Dead: The Final Nightmare" y un par de las reestrenadas "Star Wars" es todo lo que mis ojos han presenciado en tres dimensiones (sin contar los afiches esos que venían hace unos años con El Espectador), así que independientemente de la calidad de la película, la experiencia valdría la pena.

Y se nota a leguas cuando las películas son grabadas exclusivamente para ser presentadas en 3D. Desde las explosiones, pasando por las armas arrojadizas, la posición de los actores, el ángulo desde el cual se filman las muertes, todo, absolutamente todo está pensado para incrementar la sensación de realismo de la película. Y en este caso no escatimaron en detalles para que el asesino de la pica estuviera mucho más cerca de los espectadores.

La cinta que nos ocupa es sangrienta, bastante sangrienta. Muy por la onda de los actuales remakes de clásicos del horror de los 70 y 80, hay mucha sangre, muertes guarras, amarillismo, primeros planos, destripamientos y una muestra excesiva de órganos sangrantes. De todas maneras, se hubieran podido currar un par de muertes sucias, y ya con eso tenían para superar a la tediosa versión original.

Argumentalmente, la original y el remake no difieren mucho. La historia del minero que se creía muerto por un accidente en la mina el Día de San Valentín, que regresa en dicho día para asesinar a todo el que se atraviese en su paso. Sin embargo, este remake lleva un ritmo más trepidante, y a los 5 minutos de película ya podemos ver a don Harry Warden destrozando cráneos con su pica.

No obstante todo lo anteriormente reseñado, este remake no termina de convencer. El guión se destroza como una galleta Ducales vetusta después de la segunda mitad de la película, donde hasta el más oligofrénico deduce quién carajos se esconde bajo el traje de minero. Esos giros argumentales al estilo "Haute Tension" ya están bastante quemados, y en lugar de causar la sorpresa y fascinación que esta última nos regaló, "My Bloody Valentine 3D" en este aspecto da grima. Y el final.... el final!!! Un plagio descarado de la conclusión de H20 y la triquiñuela de Michael Myers para seguir con vida, mientras todos pensaban que estaba muerto.


Para no extenderme más (tengo que irme a embriagar) la película es bastante regular, con una propuesta que arranca bien pero que se va diluyendo progresivamente el metraje va avanzando. La salvan: La experiencia en 3D, la cantidad de sangre y muertes guarras, el bodycount y las dos mejores escenas: 1. en la que Warden lanza el pico directamente hacia la cámara. 2. La imagen en 3D del torso abierto. Un par de ideas bastante geniales y plausibles. En todo caso y como lo dije al principio, superar al adormecedor bodrio infumable original era una tarea bastante sencilla, que se logró sin mayores esfuerzos. Buenas tardes.


PD: Y si no es en 3D, les recomiendo no verla, ni tampoco comprarla pirata.

viernes, 7 de agosto de 2009

PRIMAL FEAR EN BOGOTÁ - 06-08-09



Ayer 6 de agosto, no sólo esta hermosa ciudad capital cumplía 471 años de existencia, sino que para celebrarlos debidamente, se presentó la ya legendaria banda alemana de Heavy / Speed metal PRIMAL FEAR. Por fin mi amada y ya anciana Canon A520 funcionó (de manera medianamente correcta) logrando captar muy buenos momentos de este especial y excelente show.

Gracias a Satán y a todas la legiones demoníacas, no hubo telonero colombiano. Nuestros oídos no tuvieron que soportar media hora de ruido y mediocridad, elementos que pululan en las bandas locales. 19:00 horas, y no había terminado de ingresar la totalidad del público, cuando ya aparecía en escena Mat Sinner.

SINNER, la banda del bajista de PRIMAL FEAR, Mat Sinner, sería la encargada de despejar el frío capitalino. A decir verdad, nunca había escuchado más de 5 temas de esta banda, pero el Heavy Metal en su vena más tradicional, siempre es capaz de satisfacer nuestros gustos musicales. Además, grata fue la sorpresa cuando aparecieron en escena Klaus Sperling (ex baterista de PRIMAL FEAR) y Henny Wolter (guitarrista de PRIMAL FEAR) quienes también pertenecen a dicha banda.


El momento cumbre de la presentación de SINNER se daría con el excelentísimo cover de Billy Idol "Rebel Yell", canción que sirve no sólo para gozar cuando estamos borrachos, tocar en "Rock Band", sino también para corear como dementes y disfrutar como vesánicos.





Una vez finalizado el show de SINNER, caería el telón de PRIMAL FEAR, mientras el respetable exigía con locura y vehemencia la aparición de Ralf Scheepers & Cia. Y afortunadamente estos señores no nos hicieron esperar. Rápidamente saldrían a escena Randy Black, Henny Wolter, Mat Sinner y Alex Beyrodt (guitarrista que toca con ellos en sus giras) mientras nos invadían los sonidos de "Before the Devil Knows You're Dead". Luego, los intensos riffs de guitarra darían la entrada perfecta a Ralf Scheepers, un bestial calvo de 2 metros de alto y 6.000 de ancho, mientras cantada "Under the Radar" de su más reciente trabajo "16.6"





Ahora, el set-list completico:
      1. Before the Devil Knows You're Dead
      2. Under the Radar
      3. Batallions of Hate
      4. Killbound
      5. Nuclear Fire
      6. Six Times Dead (16.6)
      7. Angel in Black
      8. Drum Solo
      9. Seven Seals
      10. Sign Of Fear
      11. Fighting the Darkness
      12. Riding the Eagle
      13. Final Embrace
      14. Metal is Forever

Bastantes canciones de su nuevo disco, y un breve repaso desde su disco homónimo hasta el "New Religion", obviando canciones de de uno de sus discos más infravalorados: "Black Sun". Afortunadamente sonaron dos grandiosas canciones de su mejor trabajo "Nuclear Fire". Aquí un par de videos de lo que fue ese grato momento, "Nuclear Fire" en Bogotá (para mí, la mejor canción de PRIMAL FEAR)








Ver a PRIMAL FEAR en vivo me permitió apreciar la perfección de estos señores al momento de ejecutar sus canciones en vivo. Mierda, suenan mejor que en estudio!!! Es impresionante ver al monstruo llamado Ralf Scheppers, no sólo por su imponente presencia, ni por su dominio del público, sino por el perfecto estado vocal en el que se encuentra. Habiendo visto ya a JUDAS PRIEST en vivo, puedo atreverme a blasfemar, y afirmar que Scheepers, en la actualidad, tiene una voz mucho mejor y más poderosa que la del propio Halford, y que los agudos del primero, superan con creces a los del segundo.




En cuanto a guitarras y bajo, Henny Wolter siempre me ha parecido un genial y talentoso guitarrista, quien estando en una banda tan veloz como PRIMAL FEAR logra imprimirle momentos melódicos muy bien logrados. En vivo, los vertiginosos solos de este señor se convierten en la propia voz de los Dioses, mientras Mat Sinner acompaña el trepidante sonido con su hermoso ESP negro. Randy Black por su parte demoledor detrás de los parches... el solo de batería que se montó dejó silenciado por un buen rato al público, por lo impecable pero devastador de su sonido.



Antes de terminar el show, las luces se apagaron y Ralf Scheepers apareció con una pequeña hoja en sus manos. De un momento a otro, en un español casi perfecto, empezó a cantar el himno de la República de Colombia, en un gesto que más allá del patriotismo barato que nos pretenden vender hijos de puta como el presidente / asesino Álvaro Uribe, me pareció una muestra de respeto por parte de la banda hacia el público que los albergaba en la noche capitalina.





Y para cerrar, escogieron una canción que ya se ha convertido en todo un himno dentro del universo del Heavy Metal: de su "Devils Ground": METAL IS FOREVEEEEEEEEEEEER. ¡Qué puta descarga de poder y energía! ¡Qué excelente presentación! Una manera bestial de cerrar un más bestial concierto.



Una descarga de buen heavy metal alemán, una excelente presentación y el placer eterno de haber visto en vivo a tan grandiosa banda. Son pocas las palabras que llegan a mi mente en este momento para describir la infinidad de sensaciones que corrieron por mi mente anoche, empero sólo me resta compartir con ustedes las fotos y los videítos que humildemente logré captar en medio de la euforia. Gracias PRIMAL FEAR, el metal es para siempre!!!



No sobra recordarles que si van a hacer uso del material fotográfico aquí presentado, por favor citar su autor (es decir YO) y el lugar de donde extraen las fotografías (es decir este blog.) Gracias!