sábado, 18 de abril de 2009

KATAKLYSM


Luego de completar la discografía original de estos canadienses - referentes obligados para todo verdadero amante del buen Death Metal - con la llegada vía AMAZON.COM de su segundo trabajo en vivo: "Live in Deutschland - The Devastation Begins", me tomé la tarea de hacer un breve recuento a través de su historia musical y recopilar los videos de la que alguna vez fuera catalogada como "la banda más rápida sobre el planeta tierra"

Quien se precie de escuchar buena música y nunca haya escuchado KATAKLYSM, indiscutiblemente merece que su cavidad timpánica sea profanada con un cincel recubierto de excremento humano. Una banda supremamente influyente en la década de los 90, veloz, exorbitantemente técnica y probablemente de las pocas que valgan la pena dentro de la pobre escena canadiense (excluyendo también a 3 Inches of Blood y Dechrist).

Como lo dije anteriormente, catalogados como una de las bandas más rápidas sobre en el mundo, KATAKLYSM y su baterista emblemático Max Duhamel (quien hace parte de mi selecto Top 10 de mejores bateristas en el unvierso) desarrollaron una técnica denominda "Northern Hyperblast Beat", donde se aprovecha la fuerza de gravedad para aumentar la velocidad en los golpes a la caja, plato y bombo al unísono, en 4th de nota, oscilando entre 160 y 200 bpm, lo que va perfectamente aderezado con grandiosos y fulminantes riffs del señor Dagenais, cortados por la atronadora voz y presencia de Maurizio Iacono (quien combina esplendorosamente guturales graves y rasgados), los ingredientes perfectos para quebrarse el cuello en un destructivo "headbang" - una sensación que se repetirá en cada una de las canciones compuestas por esta banda-.

La historia de la agrupación se remonta a unos cuantos demos entre 1992 y 1993. Para 1995 lanzarían su primer album titulado: "Sorcery", disco en el cual cantaba Sylvain Houde mientras que Iacono estaría encargado de tocar el bajo. "Temple of the Knowledge" sería su siguiente placa, ambos discos caracterizados por una endemoniada velocidad que pocas bandas en el mundo alcanzaban a igualar.

Para 1998, Sylvain Houde deja la banda, Maurizio Iacono toma el papel vocal y se recluta a Stéphane Barbe en el bajo, quien permanecería hasta el día de hoy en dicha labor. Se lanza "Victims of this Fallen World", disco que marcaría un antes y después en la historia de KATAKLYSM, donde se exploró la melodía, se redujo la velocidad y se cambiaron las letras místicas y abstractas de sus trabajos anteriores, por una visión sobre el caos, el fin inminente de la raza humana, la guerra y la muerte.

Ad portas del nuevo milenio, se lanza "The Prophecy (Stigmata of the Immaculate)", donde se retoma la inclemente velocidad exhibida en sus primeros trabajos, destacándose enormemente su canción "Stormland" como una muestra explícita de brutalidad, rapidez, técnica y poderío musical:






Luego vendría la "época dorada de KATAKLYSM" comenzando en 2001 con "Epic: The Poetry of War", inspirado en la historia de Roma, siguiendo con su mejor disco "In Shadows & Dust", trabajo donde KATAKLYSM redireccionaría su propuesta musical hacia terrenos muchísimo más melódicos, sin dejar de lado la velocidad que los ha caracterizado. Majestuosas composiciones musicales inspiradas en la naturaleza humana y su afan de autodestruirse a través de las guerras, las cuales dieron paso a uno de los mejores discos editados por el ser humano, para la muestra el video de "In Shadows & Dust":





Como parte de su gloriosa trilogía, en 2004 estos canadienses nos regalaron"Serenity in Fire", y a pesar de la lesión sufrida por su baterista Max Duhamel, la cual le impidió participar en este disco, su reemplazo cumplió con los requerimientos para estar detrás de los parches del Cataclismo: Martin Maurais, baterista de Dechrist. Grandes himnos están guardados en un notable trabajo que mantiene enormes similitudes con su anterior producción, donde por momentos podría pensarse que el "Serenity..." es una segunda parte de su "Shadows...", discos en los cuales su guitarrista Jean-François Dagenais demuestra su capacidad para crear riffs que taladran el cráneo y se quedan alojados en el cerebro por un buen tiempo ... para esta ocasión también nos brindaron un video oficial de su canción: "As I Slither" grabado en Las Vegas.



Una vez recuperado de su lesión, Max Duhamel regresa a la banda para contraatacar con su 8° disco de estudio: "In the Arms of Devastation", probablemente el más melódico de todos los discos de KATAKLYSM, donde la banda se atreve a probar con intros semi acústicos, cambios de tempo abruptos, dando prioridad a la melodía antes que a la velocidad. El resultado: Un total acierto, pues su experimento viene debidamente acompañado por grandes canciones que líricamente abordan temas que caracterizan a la banda: La guerra y sus consecuencias y el inevitable y cercano fin de los grotescos humanos. En esta ocasión editaron dos videos: "Crippled & Broken", donde hablan acerca de las consecuencias físicas y psicológicas que causa la guerra en quienes sobreviven a ella; y " To Reign Again" que para algunos habla sobre Alejandro Magno, mientras que para otros trata sobre el reino de Satanás en la tierra.







Luego de un disco en vivo grabado en Bad Berka, Alemania, en 2008, KATAKLYSM se abalanza de nuevo hacia el estudio para grabar "Prevail". Su más reciente trabajo sigue por el sendero fijado por "In the Arms of Devastation", sin llegar a su nivel, ya que en ciertos momentos demuestran un bajón en el aspecto compositivo, no sólo líricamente, sino también musicalmente. A pesar de ello el album contiene momentos muy destacables, los cuales fueron bien aprovechados por la banda al decidirse por grabar dos videos para las canciones más memorables: "Taking the World by Storm" y "Blood in Heaven", la primera con un riff básico pero perfectamente elaborado para quedarse alojado en nuestras mentes un buen rato; y la segunda con el mejor estribillo y la mejor letra de todo el disco.





Nada mejor que una tarde soleada con mucha cerveza, un buen equipo de sonido y un bombardeo inclemente con tonadas de KATAKLYSM para menear la puta cabeza y la melena, hasta que las vértebras cervicales pidan clemencia a los cielos. Una banda para disfrutar, admirar, alabar y obviamente -si se me perdona la expresión- "headbangear".


"THERE IS NO GLORY, THERE IS NO TRUSTING HAND... EVEN IF MY HANDS SPILL BLOOD IN HEAVEN"

3 comentarios:

Angelique666 dijo...

Te odio por saber tanto y por tener tantos discos!

Pd. Préstame el "Prevail" :P

La Nathis dijo...

Viejos recuerdos asoman a mi cabeza al escuchar esta banda, y yo que creía que era italiana, ¿o es que hay otra que se llame igual pero que sea de ese país? No lo sé, pero lo que escuché me gustó, especialmente el primer tema "Stormland" ¡Ese es el Death que me gusta escuchar! ¡Aletoso y que me castigue (y que me haga pedir más )! LOL XDDDD

Kain Hellraiser dijo...

No Nathis, sólo hay una banda llamada KATAKLYSM y es la canadiense, espero disfrutes mucho de su brutal propuesta musical.

Para la otra señorita... no hay préstamos hasta que me devuelvan un disco de MENHIR que me tienen por ahí.