sábado, 29 de noviembre de 2008

"DERANGED" Y EL VERDADERO CARNICERO DE PLAINFIELD


La historia de la humanidad ha estado marcada por ciertas situaciones, eventos y personajes que superan ampliamente cualquier circunstancia imaginada, por más extraña que sea, reafirmando claramente que la realidad supera considerablemente a la ficción, y que es la primera la que inspira a la segunda.

Por otra parte, ha surgido cada tanto un personaje que por muchos podría ser considerado un loco, un demente, un sádico, un enfermo, pero para otros se convierte en fuente de inspiración o simplemente en la muestra de la podredumbre humana, de su asquerosa fragilidad y de su notable facilidad para autodestruirse, sin que la sabia naturaleza tenga que intervenir para ello.

Edwuard Theodore Gein, conocido por muchos como "El Carnicero de Plainfield", fue sin lugar a dudas uno de los asesinos en serie más singulares que haya podido parir la repugnante sociedad norteamericana. A pesar que sólo se pudieron comprobar dos asesinatos, el señor Ed Gein es responsable de aproximadamente 50 muertes, de acuerdo a la evidencia encontrada en su casa en Plainfield, Wisconsin.

Psicópata, antropófago, misógino, necrofílico y hábil taxidermista, Ed Gein con su "obra" inspiró a partir de hechos reales, situaciones ficticias que se convirtieron en clásicos. Desde el demente Norman Bates de Psycho, pasando por el carismático Leatherface de The Texas Chainsaw Massacre hasta el políticamente correcto Patrick Bateman de American Psycho, son personajes que toman una importante influencia de las pilatunas de Gein, que van desde la conservación de su occisa y católica madre
Augusta, con quien sostenía conversaciones, pasando por una colección Dantesca de cuerpos humanos en alto grado de descomposición, quienes le hacían "compañía" a su madre; piel humana utilizada para forrar lámparas y asientos; un cinturón de pezones; calaveras humanas usadas como pocillos; múltiples máscaras hechas con piel de rostros humanos; y su obra máxima: un vestuario completo hecho con piel de mujer, el cual según se ha podido establecer, era vestido por Gein para que el espíritu de su madre pudiera poseerlo en un cuerpo femenino.

Su aprehensión se produjo por el secuestro de Bernice Worden y la cantidad de errores que dejó tras de si Gein, originando una investigación policíaca que llevaría a las autoridades a la casa del asesino, encontrando el cuerpo de Worden decapitado, abierto por el torso y colgado de los tobillos boca abajo.

Pese a que era un firme candidato a la pena de muerte, fue declarado enfermo mental y murió en 1984 producto de una falla cardio-respiratoria, sin retribuirle un ápice a la justicia ni a la sociedad... absolutamente poético.

A parte de influencias externas, su disparatada labor ha generado tres películas, dos de ellas absolutamente detestables plagadas de un hediondo tufo de moralismo y puntos de vista poco objetivos, les hablo de las fatales Ed Gein de Chuck Parello y The Butcher of Plainfield de Michael Feifer.

Sin embargo, en 1974 se hizo una afortunada película sobre la vida de Gein, su nombre: DERANGED


Esta joya canadiense que destila Serie B por doquier, nos muestra la vida de Ed Gein (cambiándosele el nombre por Ezra Cobb) sin el afan de darnos una enseñanza, y centrándose únicamente en la muerte de su madre y las consecuencias nefastas que esto generaría para su enferma mente, producto de años de dependencia de su progenitora y una estricta enseñanza en el fanatismo Católico.

La película nos muestra a un Gein perturbado, magistralmente interpretado por Roberts Blossom (a quien sólo recuerdo por The Last Temptation of Christ), quien le imprime al personaje un aire de trastorno y perturbación progresivo, conforme al desarrollo de la película.

Una vez muerta su madre, y por órdenes expresas de ella, Cobb debe desenterrarla para que retome su lugar en la casa. Sin embargo, debido al alto estado de descomposición en el que se encuentra el cadaver, Ezra estudia taxidermia para mantener el cuerpo sin vida de su madre medianamente decente, a punta de piel humana de recién fallecidos.


EN TU CARA LEATHERFACE... ESCENA QUE INSPIRÓ "DEAD SKIN MASK" DE SLAYER

Luego Ezra decide que su madre está muy sola, así que se dedica a desenterrar cadáveres para formar una enfermiza reunión en el cuarto de su madre con invitados bastante putrefactos.

Acto seguido, la película se centra en la manera como Ed Gein ubicó y asesinó a sus dos víctimas comprobadas: la mesera Mary Hogan y Bernice Worden, para luego ser descubierto por el asesinato de esta última.

A pesar de ser una película de Serie B, donde el bajo presupuesto se nota bastante, consigue lo
que se propone, con unos efectos especiales bien logrados especialmente en el aspecto putrefacto de la gran cantidad de cadáveres que desfilan por el film. Además, ese mismo metraje barato le imprime un ambiente enfermizo y sórdido ideal para describir la vida y locura de un desquiciado majestuoso.

Hay una par de escenillas bastante destacables, como cuando Mary Hogan busca a Ezra en la casa y lo encuentra vestido con el ya referido traje de piel humana femenino, o la perturbadora cena con cadáveres, que quizás nos recuerde un poco ese demencial e inolvidable momento en The Texas
Chainsaw Massacre.

En conclusión, estamos ante una buena película, entretenida, con una excelente actuación principal , sin ánimos de enseñarnos, corregirnos o exhibirnos la posición moral del director, y que en últimas consigue lo que quiere. Después de ver tanta enfermedad, es que comprendemos que la locura reside en cada uno de nosotros y sólo espera un detonante para convertir la realidad en algo allende a las más oscuras pesadillas.

3 comentarios:

Carlos Serrano dijo...

Hace poco comenté la película y me pareció un bodrio!

El Señor Etreum dijo...

Nuevamente quedo sin mucho que comentar ya que no conozco esta movie, pero por su morbosa temática seguro vale la pena conseguirla. Todavía tengo que verme también REC.

AtsuiAngel dijo...

joda...ese man si era un juepucha enfermo. Pero no tanto como otros.