sábado, 29 de noviembre de 2008

"DERANGED" Y EL VERDADERO CARNICERO DE PLAINFIELD


La historia de la humanidad ha estado marcada por ciertas situaciones, eventos y personajes que superan ampliamente cualquier circunstancia imaginada, por más extraña que sea, reafirmando claramente que la realidad supera considerablemente a la ficción, y que es la primera la que inspira a la segunda.

Por otra parte, ha surgido cada tanto un personaje que por muchos podría ser considerado un loco, un demente, un sádico, un enfermo, pero para otros se convierte en fuente de inspiración o simplemente en la muestra de la podredumbre humana, de su asquerosa fragilidad y de su notable facilidad para autodestruirse, sin que la sabia naturaleza tenga que intervenir para ello.

Edwuard Theodore Gein, conocido por muchos como "El Carnicero de Plainfield", fue sin lugar a dudas uno de los asesinos en serie más singulares que haya podido parir la repugnante sociedad norteamericana. A pesar que sólo se pudieron comprobar dos asesinatos, el señor Ed Gein es responsable de aproximadamente 50 muertes, de acuerdo a la evidencia encontrada en su casa en Plainfield, Wisconsin.

Psicópata, antropófago, misógino, necrofílico y hábil taxidermista, Ed Gein con su "obra" inspiró a partir de hechos reales, situaciones ficticias que se convirtieron en clásicos. Desde el demente Norman Bates de Psycho, pasando por el carismático Leatherface de The Texas Chainsaw Massacre hasta el políticamente correcto Patrick Bateman de American Psycho, son personajes que toman una importante influencia de las pilatunas de Gein, que van desde la conservación de su occisa y católica madre
Augusta, con quien sostenía conversaciones, pasando por una colección Dantesca de cuerpos humanos en alto grado de descomposición, quienes le hacían "compañía" a su madre; piel humana utilizada para forrar lámparas y asientos; un cinturón de pezones; calaveras humanas usadas como pocillos; múltiples máscaras hechas con piel de rostros humanos; y su obra máxima: un vestuario completo hecho con piel de mujer, el cual según se ha podido establecer, era vestido por Gein para que el espíritu de su madre pudiera poseerlo en un cuerpo femenino.

Su aprehensión se produjo por el secuestro de Bernice Worden y la cantidad de errores que dejó tras de si Gein, originando una investigación policíaca que llevaría a las autoridades a la casa del asesino, encontrando el cuerpo de Worden decapitado, abierto por el torso y colgado de los tobillos boca abajo.

Pese a que era un firme candidato a la pena de muerte, fue declarado enfermo mental y murió en 1984 producto de una falla cardio-respiratoria, sin retribuirle un ápice a la justicia ni a la sociedad... absolutamente poético.

A parte de influencias externas, su disparatada labor ha generado tres películas, dos de ellas absolutamente detestables plagadas de un hediondo tufo de moralismo y puntos de vista poco objetivos, les hablo de las fatales Ed Gein de Chuck Parello y The Butcher of Plainfield de Michael Feifer.

Sin embargo, en 1974 se hizo una afortunada película sobre la vida de Gein, su nombre: DERANGED


Esta joya canadiense que destila Serie B por doquier, nos muestra la vida de Ed Gein (cambiándosele el nombre por Ezra Cobb) sin el afan de darnos una enseñanza, y centrándose únicamente en la muerte de su madre y las consecuencias nefastas que esto generaría para su enferma mente, producto de años de dependencia de su progenitora y una estricta enseñanza en el fanatismo Católico.

La película nos muestra a un Gein perturbado, magistralmente interpretado por Roberts Blossom (a quien sólo recuerdo por The Last Temptation of Christ), quien le imprime al personaje un aire de trastorno y perturbación progresivo, conforme al desarrollo de la película.

Una vez muerta su madre, y por órdenes expresas de ella, Cobb debe desenterrarla para que retome su lugar en la casa. Sin embargo, debido al alto estado de descomposición en el que se encuentra el cadaver, Ezra estudia taxidermia para mantener el cuerpo sin vida de su madre medianamente decente, a punta de piel humana de recién fallecidos.


EN TU CARA LEATHERFACE... ESCENA QUE INSPIRÓ "DEAD SKIN MASK" DE SLAYER

Luego Ezra decide que su madre está muy sola, así que se dedica a desenterrar cadáveres para formar una enfermiza reunión en el cuarto de su madre con invitados bastante putrefactos.

Acto seguido, la película se centra en la manera como Ed Gein ubicó y asesinó a sus dos víctimas comprobadas: la mesera Mary Hogan y Bernice Worden, para luego ser descubierto por el asesinato de esta última.

A pesar de ser una película de Serie B, donde el bajo presupuesto se nota bastante, consigue lo
que se propone, con unos efectos especiales bien logrados especialmente en el aspecto putrefacto de la gran cantidad de cadáveres que desfilan por el film. Además, ese mismo metraje barato le imprime un ambiente enfermizo y sórdido ideal para describir la vida y locura de un desquiciado majestuoso.

Hay una par de escenillas bastante destacables, como cuando Mary Hogan busca a Ezra en la casa y lo encuentra vestido con el ya referido traje de piel humana femenino, o la perturbadora cena con cadáveres, que quizás nos recuerde un poco ese demencial e inolvidable momento en The Texas
Chainsaw Massacre.

En conclusión, estamos ante una buena película, entretenida, con una excelente actuación principal , sin ánimos de enseñarnos, corregirnos o exhibirnos la posición moral del director, y que en últimas consigue lo que quiere. Después de ver tanta enfermedad, es que comprendemos que la locura reside en cada uno de nosotros y sólo espera un detonante para convertir la realidad en algo allende a las más oscuras pesadillas.

domingo, 23 de noviembre de 2008

FUERZA DELTA



Como lo prometí desde la reseña que se hiciera del bombazo cinematográfico llamado "Cyborg", seguirán pasando por este blog del Averno los mejores exponentes de la acción, la bala, la patada
voladora y la testosterona ochentera... las mejores producciones de "Cannon Group Inc." sólo aquí con el estilo único e inigualable de THE HELLRAISER HEART. (Siempre copiados... nunca superados!)

Para esta ocasión, la película elegida de la amplia gama de caspa que nos regala Cannon, fue el éxito ochentero que catapultó a su señoría CHUCK NORRIS a la fama mundial del universo del balín y las artes marciales (no hay que pasar por alto que Chuck fue discípulo de nadie más y nadie menos que BRUCE LEE)

Para esta ocasión la reseña será traída a ustedes por mi amigo, compañero y hermano de armas JULIANTITÁN, autor intelectual del tan afamado blog FORMOLTV, quien se considera fanático No. 1 de Fuerza Delta, por eso sin más preámbulos, me quedo callado y los dejo con CHUCK & CIA.


"Película que fue estrenada en 1986 pero que fue conocida por muchos de nosotros en formato Beta o VHS según la época y creo que fue distribuida por Contacto Video quienes con Kyron tenían el monopolio de las películas ochentenas en Colombia.

Fuerza Delta es tal vez una de las películas que mas reconocimiento dio a Chuck Norris en nuestro país junto a la saga de Desaparecidos en Acción ya que no se trataba del típico Schwarzenegger o Stallone sino que era un hombre mas promedio con su mullet que igualmente cascaba y mataba a todos sin importar quien fuera. Debo decir que la película me enloquece no solo por su historia sino porque la vi por primera vez en mi colegio a la tierna edad de 11 años

El argumento es mas bien simple: Unos terroristas árabes (los típicos Abdul, Mohamed, Ali y demás nombres de terrorista que siempre vemos) secuestran un avión que va de Atenas a Roma en el cual van un considerable numero de judíos y tres marines que estaban de vacaciones obviamente sin que falte la embarazada, el cura y al pendejo que secuestran por error. Ante la situación dichos terroristas empiezan a negociar la liberación de sus compañeros de lucha y es cuando el gobierno de los EEUU decide tomar medidas.


ME VOLVIÓ LOCO LA CORBATA BLANCA Y LA CAMISA ROJA DE ABDUL, PARECE TINTERILLO DE LA DÉCIMA.

Es allí cuando aparece Scott McCoy (Norris) comiendo huevos revueltos en un bar y al ver la noticia toma su chaqueta y se va en moto a reunirse con la Fuerza Delta comandada por el Coronel Alexander interpretado por el malo de las películas Western Lee Marvin (Como dato curioso fue su ultima película antes de fallecer). Allí McCoy es ascendido de Capitán a Mayor sin razón aparente. Cabe destacar que el inicio de la película es una operación fallida en Irán donde McCoy rescata a un soldado malherido.


HUEVOS REVUELTOS, REVÓLVER, BUDWEISER... QUE BUENA COMBINACIÓN VIEJO CHUCK.

Como era de esperarse los árabes llegan a Argelia para hacer sus exigencias respectivas, mientas tanto, los americanos esperan el anochecer para dar bala teniendo al Mayor McCoy como estandarte

Pero los árabes vivos que son llenan el avión de metralletas y hombres y sueltan a todos menos a los judíos y a los tres marines. Sin tener en cuenta esto, la Fuerza Delta se dispone a retomar el avión pero todo sale mal porque no sabían quienes estaban en el avión por lo cual empiezan a echar bala y se bajan a uno de los marines el cual antes había sido torturado.


Después del fracaso, el avión aterriza en el Líbano con los terroristas y trasportando a los rehenes a resguardos musulmanes mientras que los Gringos llegan a Israel y ensayan cual "Operación Jaque" las maniobras de liberación de los pasajeros.

McCoy y su mano derecha Pete se infiltran en el Líbano con ayuda de un espía Israelí el cual es asesinado cuando ven donde están los rehenes, allí McCoy y Pete dan bala en una persecución donde rompen todo lo que ven a su paso como sandias y botellones de agua en medio del árido país árabe y empiezan las explosiones características de película ochentera en la cual se bajan a todos pero los buenos quedan ilesos. Sin embargo McCoy y Pete quedan varados a las afueras de Beirut hasta que consiguen robar un carro y volver con sus hombres.

Después de un asalto nocturno los árabes son sorprendidos por la lluvia de balas y los gringos rescatan a algunos rehenes menos a los judíos y a los dos marines. Mientras tanto McCoy remata a uno de los secuestradores del avión que estaba escondido debajo de una cama y daña con una ráfaga un radiotelefono y suelta la frase "la comunicación fue cortada".

Pero el culmen de la película llega cuando McCoy es provisto de una moto que el mismo James Bond envidiaría, la misma tenia ametralladora y cohetes los cuales utilizó para bajarse a algunos de los terroristas pero al acabarse las municiones de la ametralladora decide liberar al camión principal cascando al conductor del camión y dándole el timón a uno de los marines secuestrados para llevar a los otros rehenes al aeropuerto. McCoy iría por Abdul el comandante de la operación para un duelo final. Abdul huye a una casa pero Norris lo comienza a golpear y darle pata sin que haya parlamento alguno. McCoy deja malherido a Abdul quien trata de huir en un Mercedes blanco pero ¡Oh sorpresa! McCoy tenía otro rocket en su moto y lo mata.

LA SUPERMOTO DE CHUCK

La parte final es una serie de degollaciones de árabes y de la retoma del avión que solo estaba cuidado por dos gatos, en el avión se atienden a los heridos entre los cuales esta Pete quien fue baleado por Abdul. McCoy llega tarde al aeropuerto cuando el avión esta despegando y sorpresivamente la moto cuenta con otro rocket el cual termina de matar a los últimos árabes y finalmente alcanza a subir al avión. Sin embargo Pete muere y mientras todos llegan a Tel Aviv dichosos de la vida pero la fuerza delta se sube a su Hércules de carga lamentando la perdida de su amigo.



LAS ACROBACIAS PODEROSAS DE CHUCK (Y SU SUPERMOTO)

Una vez mas Cannon Group dio en el clavo con esta película que muy pronto queremos ver en las pantallas colombianas en vez de "el perro futbolista" o cualquier bodrio dominical."


Por mi parte (KAIN HELLRAISER) a manera de comentario final, debo decir que cada vez que tengo la oportunidad, la veo en compañía de mi señor padre (fanático No. 01 de Chuck Norris y Charles Bronson) y disfrutamos como locos con la supermoto de Chuck, con su manejo de las artes marciales orientales y con su capacidad asesina y única para echar balín indiscriminadamente. En breve, también será comentada su secuela: "Fuerza Delta 2: Conexión Colombia". Gracias Julián y gracias a Chuck Norris.



jueves, 13 de noviembre de 2008

[REC]


Para quienes tuvimos el absoluto placer de apreciar esta excelente película muchísimo tiempo antes de su tardío estreno en las salas de cine de nuestro país (a estrenarse el 14 de noviembre), el lanzamiento de esta producción en la pantalla grande es un acontecimiento de dimensiones bíblicas, teniendo en cuenta el impacto que causó este filme en los seguidores del cine de terror.

Para intorducirlos a esta obra maestra voy a empezar por el final, y simplemente remitirme a las sensaciones que me produjo la película: Sin ánimo de exagerar o mentir, puedo asegurar fácilmente que estamos ante una de las cintas con los mejores y más tensionantes, claustrofóbicos, angustiosos y horrorosos 15 minutos finales ... toda una experiencia sobrecogedora que no dejará a nadie impávido ante lo que está entrando por sus ojos...

La película desde un principio nos introduce a ella sin créditos ni títulos editados. Estamos ante la cara de una reportera, viendo desde la óptica de su camarógrafo, punto sobre el cual se desarrollará toda la cinta. Nada de cámaras en tercera persona, planos generales ni aéreos, todo nos arrollará en primera persona.

Desde el primer momento el espectador queda conectado con [REC], quizás por ese tufo morboso que destila desde el fotograma inicial, por ese bulo que se nos intenta vender, como si estuviéramos asistiendo algo real, algo que en verdad estamos grabando o apreciando de primera mano... esa es la diferencia que [REC] marca con otras películas.

El argumento básico está centrado en un reportaje nocturno hecho por una periodista y su camarógrafo a una estación de bomberos en Madrid. Ante una noche apasible y aburrida, una llamada por un caso menor inicia la acción trepidante, la cámara empieza a moverse cada vez con más rapidez, con más ritmo, con más brutalidad, mientras nuestra periodista vive en su propia carne la claustrofobia en su estado más puro, pues el edificio donde se solicita ayuda a los bomberos, resulta ser un foco de un virus tipo zombie, lo que obliga a las autoridades externas a poner en cuarentena la edificación... de aquí para adelante las paredes nos abrazarán y la acción, la violencia y el terror demencial, nos consumirán.

La fotografía, la ambientación, la cámara, las situaciones...todo conspira para que el terror se apodere de nuestros espíritus, los zombies invadidos de rabia y hambre asesina, intentarán a toda costa devorar a unos pocos que procuran mantenerse con vida en un edificio clausurado y puesto en cuarentena.

Y vuelvo a destacar el tema de la iluminación. En un principio tenemos luces propias de una estación de bomberos, muchas sirenas, mucho neón, y a medida que avanza la película y se desarrolla la acción, se produce un efecto embudo, la luz se va estrechando, la pantalla va perdiendo sus costados, volviendo los
planos cada vez más clautrofóbicos, la oscuridad se va adueñando del metraje, centrándose la luz únicamente en la protagonista, sola con su camarógrafo, a merced de un mundo invisible con unos mounstruos igual de invisibles. Luces de escaleras que se prenden y apagan, la contraluz que crean las linternas y las luces exteriores de las autoridades que clausuraron el edificio, y la iluminación que poco a poco se va extinguiendo hasta dejarnos únicamente con el infrarojo de la cámara.

La banda sonora: Excelente. Haciendo honor a "Los Pájaros" de Hitchcok, la misma no es más que el propio sonido causado por la amenaza: Los silencios prolongados, los ruidos lejanos, los gritos cuasi silenciosos, las distorsiones y averías de la cámara, la agitación y el miedo.

El tramo final es un absoluto descenso a los mismísimos infiernos colgados de las fauces de Gerión, y no pienso hablar más porque dañaría la magia de la película para quienes no la han visto aún.

Ahora, la ya reseñada MANUELA VELASCO (anterior Diosa regente de este blog), co protagonista de la película (y digo co, porque el verdadero protagonista es el camarógrafo), se luce en su papel, morbosamente bella en los momentos más angustiantes, dolorosamente indefensa en las situaciones más aterrorizantes y eminentemente creíble a lo largo de la película (aparte de ser naturalmente hermosa, toda una beldad)


REITERO MI LOCO AMOR POR MANUELA VELASCO.

Una película que inicialmente consideré no iba a ser estrenada en Colombia, y que ahora no puedo perder la oportunidad de verla varias veces con ese buen sonido y esa magia propia de la pantalla gigante. Absolutamente recomendada, más allá del simple susto momentáneo, debe verse como una experiencia para poner el sistema nervioso a prueba, para apreciar cine de terror bien hecho, para encontrarse cara a cara con el horror. Una película imperdible para quienes ya la vimos y también para quienes disfrutan y viven el buen cine, el cien de terror.

Les dejo el trailer oficial:





domingo, 9 de noviembre de 2008

SECUNDARIOS QUE NOS TRAUMATIZARON: DANNY COOKSEY

Bienvenidos sean ustedes, almas atrapadas en despojos con un alto grado de descomposición, a la nueva sección de este blog, humildemente titulada "SECUNDARIOS QUE NOS TRAUMATIZARON"

¿Quién no ha sido golpeado directamente en la médula espinal con un personaje secundario que termina aferrándose a la memoria cual vil garrapata? ¿Quién no se ha despertado sudoroso en medio de la noche, mientras recuerda con odio aquel infame personaje secundario, que en cada uno de los pocos fotogramas en los que aparecía destilaba un aire pútrido y rancio? ¿Quien no ha impresionado a su novia/moza/concubina con datos inútiles sobre secundarios que sólo usted y algún otro desocupado recuerda? ... para solventar todas estas quisicosas, con todo el odio que reside en mi corazón, he creado esta sección.

Y que mejor para dar rienda suelta a la coprolalia y a los recuerdos absurdos que deambulan por mi enigmática mente llena de información, que hablar de un secundario que realmente me traumatizó... su nombre: DANNY COOKSEY


Probablemente su nombre, de primera impresión, no os diga nada. Pero si hablo de TERMINATOR 2: THE JUDGEMENT DAY y de John Connor, probablemente los recuerdos volverán a sus mentes. Su personaje se llamaba TIM, y era el gamberro amigo de don Connor, compañero de travesuras y pillaje, incluido el robo a cajeros automáticos y conducción a altas velocidades de motos tipo Chapi o panaderas.

A pesar de sus pocas apariciones, TIM demostró ser un auténtico vándalo y sinvergüenza. A su actitud rebelde y criminal debemos sumarle esa deliciosa mullet peliroja que ondeaba en la moto junto a John, mientras escuchaban a todo volumen Guns N' Roses.

Pero el momento más traumático llegaría en la tienda de videojuego, o como dice mi amigo Andrés S. "La Marcianería" (?). El T-1000 entra preguntando a todos los clientes del negocio por el paradero de John Connor.


¿CONOCES A ESTE NIÑO?


El T-1000 le pregunta a Tim por el paradero de su amigo, ante lo cual este responde socarronamente "No, no lo conozco" Sin embargo, unas niñas bastante entrometidas, informan al T-1000 la cercanía de Connor, ante lo cual Tim interviene valientemente:


"CREO QUE VI AL NIÑO QUE BUSCAS...UGHHHH (EMPUJÓN DE T-1000)


Por su intrascendente aparición en la película, por su deliciosa mullet peliroja, por su actitud gamberra y rebelde, por su valentía al enfrentarse a un androide del futuro, porque sobrevivió al embate del T-1000, por todo esto DANNY COOKSEY nos traumatizó



martes, 4 de noviembre de 2008

JUDAS PRIEST EN BOGOTA: NOSTRADAMUS WORLD TOUR


Es bastante difícil iniciar una reseña de un evento tan magnífico como el concierto de JUDAS PRIEST en Bogotá. Como las palabras intentan evadirme hoy, seré lo más concreto y claro posible.

De dimensiones tan apoteósicas como el concierto de IRON MAIDEN, Halford & Cia. demostraron nuevamente porque los espectáculos de Heavy Metal son los mejores del mundo, además reafirmaron una vez más el amor que sentimos los fanáticos de toda la vida, por este tipo de música. Por lo menos en mi caso, el concierto me dio más razones para decir con la cabeza en alto y los puños extendidos, que orgullosamente soy metalero y lo seré hasta que los parásitos o la candela, consuman mis despojos mortales.

La expectativa era grande: Nos visitaba su majestad JUDAS PRIEST con 41 años de historia a cuestas, con una alineación de ensueño y con un set list envidiable, lo que abriría la puerta a los fanáticos para acercarnos cada vez más a la absoluta ausencia de cordura.

Los señores de EVENPRO en esta ocasión lo hicieron bastante bien con la organización. Rápida y fácil entrada y una buena tarea de logística que permitió disfrutar más del ambiente.

Aproximadamente a las 14:00 horas se permitió el acceso del público y lo primero que se pudo divisar fue una enorme tarima, en comparación con el espacio dispuesto para el concierto. De fondo, una enorme sábana negra que cubría parte del escenario y un inmenso telón de fondo con el símbolo imponente de JUDAS PRIEST.

De la previa no pienso hablar mucho, porque se me llena de agua la boca para comenzar a relatar la excelsa experiencia que implica ver a estos señores en vivo, sólo me atrevo a decir que el amor por la banda dio para soportar una incesante lluvia de casi 2 horas.

Es así como a las 19:00 horas en punto (puntualidad inglesa que llaman), cayó la enorme sábana negra que cubría el tablado para dejarnos ver el BRUTAL escenario dispuesto en forma de E bocarriba, rojo con negro muy similar al usado en su época del "Screaming for Vengeance".

Al fondo caería el telón y nos dejaría ver una inmensa imagen de su nuevo disco "Nostradamus", el cual tenía unas enormes lucer rojas que salían de los ojos de Nostradamus. Ante esa emoción que generó estar cerca por primera vez de los "Metal Gods", caería el intro "Dawn of Creation" a menra de estimulante para lo que se nos venía encima: "Prophecy" y la explosión de riffs muy de la casa, mientras tanto su eminente majestad ROB HALFORD en una especie de atril, disfrazado con una túnica plateada y absolutamente inmóvil coreaba "I'm Nostradamus". Acto seguido, saldría con acostumbrada vestimenta sadomasoquista y nos regalaría el clásicazo del "British Steel" "Metal Gods", y haciendo honor a la canción, estos dioses del metal pondrían a saltar y gozar a una legión de heavymetaleros ávidos de la mejor música creada alguna vez por un ser racional.

Pero la energía y la locura no pararían aquí. "Eat Me Alive" y "Between the Hammer & the Anvil" nos harían olvidar el cansancio y fungirían como 1.000 gramos de cocaína. Temazos por donde se les mire que provocan movimientos excesivos de puños y melenas. Momento ideal para apreciar el eminente prodgio de Downing y Tipton detrás de las 6 cuerdas... y ni que hablar de Travis, un baterista que podría partirle los brazos a más de algún endiosado pelafustanillo.


Después de tanta energía, vendría "Devil's Child", un tema bastante rock & rollero muy por la onda de AC/DC, y que permitió mover otros músculos del cuerpo a ritmo de este sabroso tema, relajándonos para lo que seguía: "Are You Ready for British Steel???", "Are You ready for BREAKING THE LAW???"... ante estas dulces palabras de su majestad HALFORD, no nos quedó otra opción que disfrutar de la canción desde momentos antes que sonara el primer riff... un clásico perpetuo que todo metalero se ha gozado, una tradicional tonada que trasciende las barreras del tiempo y que demuestra porque el sacrosanto Heavy Metal es el motor que da fuerza a la existencia, contrario a lo que ocurre con otro tipo de música pueril e infantil.

No siendo suficiente con "Breaking the Law", JUDAS PRIEST nos bombardeó de manera incesante y nos regaló el grandioso himno "Hell Patrol", canción en la cual HALFORD demostró que su tono de voz y agudos INALCANZABLES se mantienen vigentes, contrario a lo que otros pelmazos detractores decían en ciertos blogs. (Sí, me refiero al blog "Caja de Repugnancia", donde un señor pseudo melómano se atrevió a blasfemar manifestando que prefería ir a ver a Black Rebel Motornosequemierdas o a Bloc Party (?) que a JUDAS, porque supuestamente HALFORD estaba enfermo, cuando su majestad demostró que a pesar de sus cincuenta y tantos abriles, todavía puede elevar la voz a tonalidades inimaginables, así como dar un concierto de dos horas y de ñapa partirle la cara a poperos y alternos amantes de la coprofilia.)


Después de toda esa descarga de Heavy Metal puro, de ese que rompe la espina dorsal, JUDAS PRIEST nos dio un leve respiro, sacando de su más reciente trabajo la canción "Death", de ritmo lento y en ciertos pasajes, melancólico, nuevamente abonando el terreno para otro clasicazo "Dissident Aggressor" de su "Sin after Sin".

Las luces se apagarían, un nuevo telón caería, en este caso la portada de su disco "Angel of Retribution". Suaves luces y suaves líneas de guitarra nos dejarían boquiabiertos para la balada emotiva de la noche: "Angel" cantada con un sentimiento especial, logró recorrer en pocos segundos el sistema nervioso central por completo: "Angel put sad wings around me now, protect me from this world of sin, so that we can rise again"... simplemente sublime.


Pero esto sólo sería un tentempié, pues nuevamente se vendría un telón inmenso con "El Gran Ojo" en el centro... los riffs de "The Hellion" nos emocionaban a todos los presentes, pues sabíamos la consecuencia inevitable de ellos: "Electric Eye", el clásico de su "Screaming for Vengeance", el temazo Heavy por excelencia... el final de la canción como siempre lo imaginé: HALFORD con un agudo impresionante nos regalaría la archifamosa frase: "I'm elected protective, detective, Electric Eye"

Otro descanso Rock & Rollero vendría con "Rock Hard, Ride Free", tema que permitió a HALFORD interactuar bastante con el público, con un estribillo que se presta para subir aún más los ánimos y dejarlos en alto con "Sinner", clasicazo donde K.K. Downing asesinó literalmente a su guitarra en un impresionante solo, recibiendo la respectiva ovación del respetable.


Luego de una corta oscuridad en el escenario, Scott Travis haría un breve solo de batería, abonando el terreno para la demencia absoluta de la noche: Unas líneas de batería que todo metalero conoce nos introducirían a "PAINKILLER", la cual destruiría los oidos de los asistentes, rompería el sagrado y perpetuo silencio de la sabana de Bogotá e incitaría a los antiguos Dioses para que poseyeran nuestro cuerpo en una orgía de furia, alegría, energía y locura nunca antes vista. Tocada a la misma velocidad que su versión de estudio, HALFORD estuvo a la altura en todo momento, especialmente en los estribillos. TIPTON / DOWNING demostraron porque son considerados como de las mejores parejas de guitarristas de la historia musical, TRAVIS le dio tan duro a esos parches como si fueran tambores de guerra, HILL tocaba sus cuatro cuerdas con increible furia, y el público Bogotano respondía ante el estímulo para los sentidos que es "PAINKILLER"... me quedo corto en palabras para describir este momente tan brutal en la historia de mi vida.


Pero no contentos con toda esta descarga de energía y brutalidad, JUDAS PRIEST guardaba un as bajo su manga. De la parte central del escenario empezó a salir un humo que invadió el mismo. En un repentino instante sonidos de motocicleta invadían el espacio para acto seguido, dar lugar a la aparición triunfal de su majestad, con un traje lleno de taches y conduciendo una HARLEY DAVIDSON en pleno escenario... absolutamente COLOSAL.


Todo el público entró en éxtasis, mientras las guitarras nos anticipaban los riffs iniciales de "Hell Bent for Leather". La aparición de HALFORD en la moto es similar a la aparición de ED robot en el concierto de IRON MAIDEN... se trataba de dos íconos que antes sólo habíamos visto en los videos de las canciones y que ahora se hacían realidad ante nuestros ojos... sí señores, era su señoría JUDAS PRIEST.

Los buenos y contagiosos riffs de "The Green Manalishi", darían paso finalmente a la canción con la que se cerraría este mítico concierto: "You've Got Another Thing Comin'", la cual sería coreada inclementemente por un público absolutamente agradecido con esta legendaria y pionera banda, que partiría felíz con la energía desplegada por los Bogotanos, la mejor escena de toda Colombia.


A pesar del cruel y despiadado clima, de las horas y horas de espera, y de la ansiedad propia de este tipo de eventos, JUDAS PRIEST logró colmar las expectativas de los cientos de fanáticos que durante años etuvimos esperando el momento de su llegada a Colombia. Un grandioso show, una grandiosa puesta en escena, unos grandiosos y legendarios músicos... una mítica banda tocó ante nuestros incrédulos ojos dejándonos una agradable lección: El buen METAL, la buena música sigue viva y vivirá hasta que el último ser humano siga pisando este hermoso planeta.

GRACIAS JUDAS PRIEST!