domingo, 7 de septiembre de 2008

GUÍA DE SUPERVIVENCIA ZOMBIE PT. 1


Durante el corto tiempo en que mi presencia ha hecho estragos en este planeta, he tenido la oportunidad de ver una gran cantidad de películas "zombie", aquellos antropófagos no muertos que por una u otra razón se han levantado de sus tumbas, y han regresado a la vida con el único propósito de alimentarse de la carne de los vivos.

Haciendo algunas reflexiones al respecto, siempre he considerado que el ser humano - este nauseabundo montón de músculos y huesos - merece un final propio de una apocalíptica película de zombies, es decir, carcomido por su propia especie, en una avalancha de canibalismo, sangre y tripas, como retribución por los años de depredación en contra de los demás seres vivientes y el propio entorno... un final bastante poético para una raza que nunca debió ser. El humano, engullido por sus propios muertos, eso sería justicia divina.

Pasando a otra cavilación, y regresando al tema del cine zombie, han sido tantas las películas - buenas, regulares y malas - que su influencia se ha hecho notar en varios de mis pensamientos. Para ilustrar a los lectores un poco mejor me permito sugerir un ejemplo: Para quienes hayan visto el clásico del maestro GEORGE ROMERO "Dawn of the Dead" recordarán que el argumento central de la película consiste en que unos sobrevivientes del naciente holocausto zombie deciden refugiarse en un centro comercial, uno de pocos lugares seguros y que puede ofrecer manutención a aquellos que desean subsistir.

En mi caso particular, desde hace un tiempo considerable, cada vez que ingreso a un centro comercial, hipermercado o cualquier almacén grande, mi objetivo principal es evaluarlo como posible refugio ante un ataque zombie: cantidad de salidas, posibilidad de sellarlas, rutas de acceso y escape, suministros, etc. Parte del éxito de toda supervivencia es estar debidamente preparado, y aunque pueda parecer paranóico, la posibilidad de ser invadidos por zombies no es del todo tan lejana. Desde 1810, científicos como Giovanni Aldini han tenido el propósito de reanimar a los muertos a través de la electricidad, y desde ahí cualquier posibilidad ha sido abierta: Radiación, armas químicas, virus... el deseo del hombre por prolongar su existencia no conoce límites, la inmortalidad puede estar a la vuelta de la esquina....

Es por toda esa influencia, y gracias a unos buenos momentos de ocio, que he decidido publicar, de manera ordenada, la infinidad de notas que he ido elaborando a lo largo de los años para una posible supervivencia en caso que las puertas del infierno sean abiertas y nuestro mundo sea plagado de muertos vivos comedores de carne humana, todo esto teniendo como base las películas del género, las reglas de la experiencia y el propio sentido común... con ustedes:

GUÍA DE SUPERVIVIENCIA ZOMBIE
VOLÚMEN 1: INFECCIÓN.



Dentro del episodio de infección deben considerarse tres momentos: INFECCIÓN INICIAL - EXPANSIÓN - PANDEMIA.

De igual forma debe considerarse que las estrategias de supervivencia dependerán del tipo de virus y de su velocidad de propagación. Se puede hablar de contagio instantáneo, como el visto en "28 Days Later", o de infección lenta como la vista en "Dawn of the Dead".

En casos de contagio instantáneo se tienen serios problemas, y si nos encontramos durante el período de EXPANSIÓN, salir a la calle sería algo peor que un sucidio. Una sola persona contagiada podría infectar a cientos de personas en cuestión de minutos. La evacuación y el control de la enfermedad sería algo prácticamente imposible, la acción de la policía y de las fuerzas armadas sería inane, pues a su llegada tendríamos cientos de infectados, contagiando por minuto a otros cientos. Una ciudad como Bogotá podría sucumbir en cuestión de no más de 12 horas, y sólo ciertos sujetos que se hayan resguardado en sus hogares, lejos de focos de infección, podrían sobrevivir.

La sociedad se destruiría tan rápido, que para los sobrevivientes habría poco por hacer. Estaríamos ante un porcentaje casi mínimo de saqueos, lo que nos podría dar un mayor chance
de encontrar lugares para aprovisionarnos. Sin embargo, y muy a pesar de la desolación de ciertos cascos urbanos, la posibilidad de movilización en un vehículo sería mínima, pues la mayoría de vías estarían colapsadas gracias a que la infección habría tomado por sorpresa a muchos conductores, causando infinidad de embotellamientos y accidentes de tránsito.


Por el contrario, si nos enfrentamos a una infección de lenta propagación, estaríamos en primer lugar ante
rumores, noticias, investigaciones, comunicados oficiales y recomendaciones gubernamentales. Si estamos ante uno o muy pocos preludios de infección focalizados, las autoridades pertinenetes se encargarían de poner en cuarentena a los sujetos infectados, aislando pueblos o ciudades enteras. No ocurriría el "efecto dominó" propio de los contagios instantáneos, y el colapso social no se daría de una forma tan drástica. Sin embargo, como nos encontramos ante situaciones desconocidas por la humanidad, la infección podría viajar a través de personas aparentemente "sanas" y propagarse en otras ciudades, países e incluso continentes, generando pequeños contagios de lenta propagación, pero en diversos lugares del mundo.

Si nos encontramos ante una infección irreversible, empezarían las evacuaciones, algunas ordenadas otras no tanto, así como escuadrones militares especializados en "limpiar" ciertas zonas con un número peligroso de infectados. Estas evacuaciones desencadenarían una oleada de pillaje y saqueo impresionante, así como dasabastecimiento de los centros urbanos. Esto último dependerá de la urgencia con la que haya que evacuar. De igual forma estaríamos ante un escenario de carreteras despejadas una vez terminado el éxodo masivo de población.

Respecto a nuestros queridos no-muertos, estos estarían repartidos inicialmente en las zonas de cuarentena, las cuales, de no ser controladas podrían dar lugar a una expansión de zombies hacia campos de refugiados, ciudades "limpias" para finalmente iniciar el tercer escenario PANDEMIA, quedando sólo pequeños vestigios de civilización "limpia" en sitios de resistencia, especialmente militares.

La superviviencia apenas comienza...



PD: A manera de ejemplo gráfico, aquí dejo el link del ZOMBIE INFECTION SIMULATOR, una aplicación de Java bastante gráfica sobre el proceso de contagio.

http://kevan.org/proce55ing/zombies/

4 comentarios:

@dri. dijo...

mmmm buena reflexión, uno no puede pasarse la vida viendo peliculas de zombies si llegar a preguntarse que pasaría en caso de una emergencia real..... espero los proximos capítulos de la guia, habrá algún kit de emergencia para epidemia zombie????

AH, y el simulacro esta entretenido, donde lo encontraste????

Kain Hellraiser dijo...

Hola querídisima y egregia amiga jurisconsulta.

Por supuesto que habrá un kit de emergencia con todas las de la ley, pero ese vendrá en una futura entrega.

El simulacro lo encontré por azar, un día buscando un emulador de PAC - MAN y DOOM 1.

Un abrazo!

valar dijo...

Buena guía, esperemos que pronto salga la segunda parte, que promete. A ver las instrucciones acerca de como conseguir la escopeta y las balas suficientes para matar a los bicharajos!

Captain Howdy dijo...

Muy buena idea, una guía de supervivencia ante esa amenaza es siempre útil. Espero que en ese segunda parte nos des útiles consejos sobre lo que no hacer -como evitar ayudar a una parturienta zombie dar a luz a un zombie bebé-.

Buen trabajo, te visitaré a menudo.