martes, 23 de septiembre de 2008

CYBORG


Deliciosa película que viera la luz por allá por 1989, y que en verdad estaba en deuda de reseñar en esta página del Averno, la cual no sería la misma sin un artículo sobre esta deleitable obra de puro sci-fi ochentero.

Para comenzar debo agradecer enormemente a "Cannon Group Inc.", productora de esta película y compañía que catapultó a la fama a personajes como Van Damme, Chuck Norris y
Charles Bronson, con bombazos cutres del cine serie B como: "El Vengador Anónimo", "Fuerza Delta", "Invasión U.S.A.", "Desaparecidos en Acción", "American Ninja IV: La Aniquilación" y "He-Man: Masters of the Universe". Todas estas delicias, en breve reseñadas aquí en THE HELLRAISER HEART. GRACIAS INFINITAS CANNON.

Regresando a la película que hoy me ocupa, debo decir que mi fascinación hacia ella nació hace un buen tiempo, cuando todavía era un chicuelo gocetas que deambulaba por la vida sin preocupación alguna, disfrutando de los "éxitos" cinematográficos gringos, que llegarían a nuestro país a mediados de los 90. Cyborg no fue la excepción a esa oleada de acción y patadas voladoras que nos invadió.

Y es que además de ser una neta película de acción, balín a granel y artes marciales, cortesía del chiquito pero picoso señor Van Damme, estamos ante un guión futurista con androides, ciudades en ruinas, andrajosos sobrevivientes, sociedades colapsadas y criminales a sueldo, pensamientos muy recurrentes en los guionistas de principios de los 90, quienes posiblemente consideraban al nuevo siglo como la hecatombe universal del relajado y sicodélico estilo de vida de los 80.

Mi fascinación por la película tocaría su clímax hace unos pocos años cuando conocí a mi compañera "zombie-gocetas", quien al invitarme por primera vez a su casa me transportó inemdiatamente a Asgard: Era poseedora de una versión original de CYBORG en el sabroso formato BETA, lo que me confirmaba dos cosas: (i) Estaba ante mi futura esposa. (ii) Debía apropiarme de dicha reliquia (Al momento sólo se ha cumplido la segunda).


Una vez relatadas mis experiencias con la película, pasemos pues al fondo del caldo y tomemos la presa de pollo más carnuda...

El guión de la película podría resumirse en pocas líneas: (y considero que no se trata de un Spoiler, porque a estas alturas, quien no haya visto Cyborg no merece vivir un segundo más) Estamos ante un futuro devastado por la peste, las ciudades están en ruinas, hay gente crucificada por las calles, los pillos se han tomado los centros urbanos, un cyborg mujer tiene la cura para la peste, pero otro cyborg malvado y su club de pandilleros decide secuestrarla para que la raza humana carezca de cualquier esperanza. Es en este momento cuando nuestro héroe Van Damme alias "Gibson" se atraviesa por casualidad en los planes del cyborg malo, un personaje que se hace llamar "Fender Tremolo" (que malo tiene un nombre tan suciamente ridículo?), interpretado por Vincent Klyn, quien además de esta película, apareció en algunos bodrios ochenteros y 6 capítulos de "Baywatch" para luego desaparecer del panorama universal.

Y aquí hago un paréntesis, porque este señor logró cambiarme la vida. Sí queridos lectores, como lo pueden leer. Después de ver Cyborg, su influencia nefasta no se hizo esperar, pues a partir de esa tarde de sábado en que la vi por primera vez, todos lo negros con ojos verdes pasaron de ser simples anónimos o sujetos bautizados bajo algún nombre, a ser conocidos como "el malo de Cyborg".


NEGRO, OJI' VERDE, FEO Y TODO UN CABRÓN.


Ahora, respecto a diálogos inteligentes, desarrollo de personajes y giros argumentales memorables, usted NO encontrará nada de eso aquí. Estamos ante un clásico de la bala ventiada, de partirse la cara a patada voladora, puño, puñalada y en un desborde descomunal de testosterona sin límites.

Al "malo de Cyborg" debemos agregarle su séquito de pandilleros macarras y andrajosos, quienes intentarán hacerle la vida imposible a Van Damme a punta de bala, cadena, cuchillo y artes marciales, máxime si tenemos en cuenta que nuestro héroe está traumatizado por la muerte de su esposa e hijo a manos de "Fender Tremolo" (no me canso de repetir que el halo de mierda y ridiculez de su nombre no conoce límites), quien demuestra ser un absoluto cabrón.


TRANSEÚNTES DE LA CARRERA 10.

Sin embargo, a la mitad de la cruzada iniciada por "Gibson", este es capturado por los malos, quienes de manera salvaje lo crucifican cual nazareno, para que nuestro héroe sea devorado por las aves de rapiña. En una de las "mejores" escenas, Van Damme a punta de patada y atormentado por el recuerdo de su amada occisa, logra desprenderse de su castigo, llenándose de un deseo incontrolable de venganza, y dando lugar a las escenas más gore de la película, y que no son pocas, donde se incluye decapitación y puñaletas que salen de la punta de la bota texana.

Imperdible la escena de la batalla final entre Gibson y "el malo del nombre irrisorio de Cyborg", todo ambientado en un cementerio de autos, armas corto punzantes y una lluvia torrencial que le imprime un tufillo épico / barato / orgásmico, con gritos de furia y dolor incluidos, comparable únicamente con la batalla del abismo de Helm (?)


"SI NO TE CHUZO, TE ASUSTO"


IAHHHHHHHH ¡A QUE TE ARREGLO ESA INMUNDA CARA! IAHHHH


Escenarios apocalípticos, música ambiental de sintetizador ochentero, edificios abandonados, puños, patadas, balas, puñales, pocos diálogos memorables y una historia muy básica, serán los ingredientes perfectos para una entretenida película de acción cibernética, muy fiel al delicioso estilo cutre de "Cannon Group Inc.", productora que es superada únicamente por la inigualable "Troma Entertainment" (de la cual ya se habló aquí). Cyborg es una patada de Vann Damme que impacta directamente en tu rostro, e impedirá que la olvides por el resto de la eternidad.

domingo, 7 de septiembre de 2008

GUÍA DE SUPERVIVENCIA ZOMBIE PT. 1


Durante el corto tiempo en que mi presencia ha hecho estragos en este planeta, he tenido la oportunidad de ver una gran cantidad de películas "zombie", aquellos antropófagos no muertos que por una u otra razón se han levantado de sus tumbas, y han regresado a la vida con el único propósito de alimentarse de la carne de los vivos.

Haciendo algunas reflexiones al respecto, siempre he considerado que el ser humano - este nauseabundo montón de músculos y huesos - merece un final propio de una apocalíptica película de zombies, es decir, carcomido por su propia especie, en una avalancha de canibalismo, sangre y tripas, como retribución por los años de depredación en contra de los demás seres vivientes y el propio entorno... un final bastante poético para una raza que nunca debió ser. El humano, engullido por sus propios muertos, eso sería justicia divina.

Pasando a otra cavilación, y regresando al tema del cine zombie, han sido tantas las películas - buenas, regulares y malas - que su influencia se ha hecho notar en varios de mis pensamientos. Para ilustrar a los lectores un poco mejor me permito sugerir un ejemplo: Para quienes hayan visto el clásico del maestro GEORGE ROMERO "Dawn of the Dead" recordarán que el argumento central de la película consiste en que unos sobrevivientes del naciente holocausto zombie deciden refugiarse en un centro comercial, uno de pocos lugares seguros y que puede ofrecer manutención a aquellos que desean subsistir.

En mi caso particular, desde hace un tiempo considerable, cada vez que ingreso a un centro comercial, hipermercado o cualquier almacén grande, mi objetivo principal es evaluarlo como posible refugio ante un ataque zombie: cantidad de salidas, posibilidad de sellarlas, rutas de acceso y escape, suministros, etc. Parte del éxito de toda supervivencia es estar debidamente preparado, y aunque pueda parecer paranóico, la posibilidad de ser invadidos por zombies no es del todo tan lejana. Desde 1810, científicos como Giovanni Aldini han tenido el propósito de reanimar a los muertos a través de la electricidad, y desde ahí cualquier posibilidad ha sido abierta: Radiación, armas químicas, virus... el deseo del hombre por prolongar su existencia no conoce límites, la inmortalidad puede estar a la vuelta de la esquina....

Es por toda esa influencia, y gracias a unos buenos momentos de ocio, que he decidido publicar, de manera ordenada, la infinidad de notas que he ido elaborando a lo largo de los años para una posible supervivencia en caso que las puertas del infierno sean abiertas y nuestro mundo sea plagado de muertos vivos comedores de carne humana, todo esto teniendo como base las películas del género, las reglas de la experiencia y el propio sentido común... con ustedes:

GUÍA DE SUPERVIVIENCIA ZOMBIE
VOLÚMEN 1: INFECCIÓN.



Dentro del episodio de infección deben considerarse tres momentos: INFECCIÓN INICIAL - EXPANSIÓN - PANDEMIA.

De igual forma debe considerarse que las estrategias de supervivencia dependerán del tipo de virus y de su velocidad de propagación. Se puede hablar de contagio instantáneo, como el visto en "28 Days Later", o de infección lenta como la vista en "Dawn of the Dead".

En casos de contagio instantáneo se tienen serios problemas, y si nos encontramos durante el período de EXPANSIÓN, salir a la calle sería algo peor que un sucidio. Una sola persona contagiada podría infectar a cientos de personas en cuestión de minutos. La evacuación y el control de la enfermedad sería algo prácticamente imposible, la acción de la policía y de las fuerzas armadas sería inane, pues a su llegada tendríamos cientos de infectados, contagiando por minuto a otros cientos. Una ciudad como Bogotá podría sucumbir en cuestión de no más de 12 horas, y sólo ciertos sujetos que se hayan resguardado en sus hogares, lejos de focos de infección, podrían sobrevivir.

La sociedad se destruiría tan rápido, que para los sobrevivientes habría poco por hacer. Estaríamos ante un porcentaje casi mínimo de saqueos, lo que nos podría dar un mayor chance
de encontrar lugares para aprovisionarnos. Sin embargo, y muy a pesar de la desolación de ciertos cascos urbanos, la posibilidad de movilización en un vehículo sería mínima, pues la mayoría de vías estarían colapsadas gracias a que la infección habría tomado por sorpresa a muchos conductores, causando infinidad de embotellamientos y accidentes de tránsito.


Por el contrario, si nos enfrentamos a una infección de lenta propagación, estaríamos en primer lugar ante
rumores, noticias, investigaciones, comunicados oficiales y recomendaciones gubernamentales. Si estamos ante uno o muy pocos preludios de infección focalizados, las autoridades pertinenetes se encargarían de poner en cuarentena a los sujetos infectados, aislando pueblos o ciudades enteras. No ocurriría el "efecto dominó" propio de los contagios instantáneos, y el colapso social no se daría de una forma tan drástica. Sin embargo, como nos encontramos ante situaciones desconocidas por la humanidad, la infección podría viajar a través de personas aparentemente "sanas" y propagarse en otras ciudades, países e incluso continentes, generando pequeños contagios de lenta propagación, pero en diversos lugares del mundo.

Si nos encontramos ante una infección irreversible, empezarían las evacuaciones, algunas ordenadas otras no tanto, así como escuadrones militares especializados en "limpiar" ciertas zonas con un número peligroso de infectados. Estas evacuaciones desencadenarían una oleada de pillaje y saqueo impresionante, así como dasabastecimiento de los centros urbanos. Esto último dependerá de la urgencia con la que haya que evacuar. De igual forma estaríamos ante un escenario de carreteras despejadas una vez terminado el éxodo masivo de población.

Respecto a nuestros queridos no-muertos, estos estarían repartidos inicialmente en las zonas de cuarentena, las cuales, de no ser controladas podrían dar lugar a una expansión de zombies hacia campos de refugiados, ciudades "limpias" para finalmente iniciar el tercer escenario PANDEMIA, quedando sólo pequeños vestigios de civilización "limpia" en sitios de resistencia, especialmente militares.

La superviviencia apenas comienza...



PD: A manera de ejemplo gráfico, aquí dejo el link del ZOMBIE INFECTION SIMULATOR, una aplicación de Java bastante gráfica sobre el proceso de contagio.

http://kevan.org/proce55ing/zombies/