domingo, 24 de agosto de 2008

THE DEAD NEXT DOOR


En 1988 el señor JR Bookwalter decidió filmar una película de zombies, en un momento donde este tema estaba en su punto más alto de popularidad. Es así como a partir de un piloto, logró impresionar al maestro Sam Raimi (Evil Dead) y este entregaría 100 mil dolares para que el señor Bookwalter pudiera realizar su proyecto. De esta manera, y a punta de cámara super 8, muchísimos extras, toneladas de maquillaje y litros y litros de sangre, así como una clara inspiración en "Dawn of the Dead" del maestro Romero, vería la luz "THE DEAD NEXT DOOR"

En esta película nos encontramos ante un argumento en principio muy sencillo y que cronológicamente estaría situada entre la primigenia invasión zombie vista en "Dawn of the Dead" y la posterior plaga mundial de putrefactos andantes vista en "Day of the Dead", ambas películas del maestro George Romero, y referente necesario de casi todas la películas de zombies de los 80/90.


Un pequeño pueblo es asediado por una plaga de zombies antropóf
agos, los cuales no dudarán por un segundo en acabar con los habitantes que todavía están vivos. Luego de varios meses, la plaga ha invadido a Estados Unidos, y el gobierno Norteamericano se ve en la obligación crear un "Escuadrón Anti-Zombie" dedicado exactamente a eso: Acabar con los no-muertos a punta de bala, machete y cualquier objeto capaz de detener el hambre de estos engendros del demonio.

A grandes razgos no pareciera una película distinta a la cantidad de filmes de zombies que aparecieron por los 80. Sin embargo el señor Bookwalter logró imprimir en esta película lo que muchos fanáticos del género extrañamos de otros filmes de la época: Maquillajes perfectos, zombies aterradores y en número considerablemente alto, y sobre todo, cantidades abominables de gore, tripas, mutilaciones y sangre en rimero.

Personalmente considero a esta película como una de las mejores en su género: Acción, zombies, bala, sangre, splatstick en su más pura expresión y situaciones inimaginables (como la escena de la misa negra). Sumado a esto, la película supuso una evolución en el propio concepto de "zombie". Bookwalter nos mostró a un muerto viviente muchísimo más plagado de sangre, y con un aspecto que se asemejaba más a la putrefacción y especialmente, que hacía énfasis en la muerte violenta previa al estado de resurrección. Definitivamente una película ideal para ver con toda la familia!

Y con todo gusto, para los seguidores de esta página, dejo colgado el trailer oficial de la película, donde se pueden observar algunas escenillas clásicas y bastante explícitas de tan noble obra de arte... a gozar y a comer del muerto!!!

PD: En hispanoamérica la película se conoce como "Mondo Zombie" (Otra de las tantas traducciones misteriosas, que me hacen suponer que el encargado del doblaje consume sustancias psicotrópicas en dimensiones bíblicas.)




domingo, 3 de agosto de 2008

LOS 10 MEJORES ASESINATOS DE FREDDY KRUEGER: NÚMERO 8


De antemano pidiendo excusas por la demora en la entrega de esta agradable y reconocida sección, y agradeciendo a todos aquellos que me enviaron mensajes bastante amistosos para retomarla, vamos pues con el conteo regresivo más sangriento de los blogs... con ustedes la muerte No. 8:

FREDDY Vs. MAESTRO DEL CALABOZO
(De Nightmare on Elm Street 3)



Esta deliciosa muerte es tomada de una de las mejores películas de la saga. En esta ocasión nuestro nerdo y paralítico amigo, confinado a una silla de ruedas, aficionado a los juegos de rol, y obligado a ver la muerte de casi todos sus compañeros de la institución mental, una vez cae en el profundo y mortal sueño, aparece con sus piernas absolutamente funcionales, lleno de ira, y dentro del rol de "Hechicero Maestro del Calabozo". Haciendo uso de su gran capacidad de "Maná", este mucharejo - de forma estúpida - intenta destruir a nuestro infernal amigo Freddy mediante unos rayos verdes, mientras invoca los poderes en "el nombre de Lorieth príncipe de Bell". Obviamente estos rayitos de porquería no causan efecto alguno en el señor Krueger, quien ni corto ni perezoso, destruye con absoluta facilidad, el corazón de nuestro hechicero amigo, haciéndole perder vitales puntos de salud y experiencia, y consagrándose como una memorable escena, por lo absurdo del ataque y por el magistral contra ataque del señor Krueger. Aquí les dejo el video de la escena... ¡ME MORÍ!