domingo, 15 de junio de 2008

KILLER KLOWNS FROM THE OUTHER SPACE


En primer lugar le quiero pedir disculpas a las pocas almas perdidas seguidoras de este pútrido blog, por mi luenga desaparición. En primer lugar mi conexión a internet estuvo averiada unos días, sumado a las extensas jornadas laborales que sólo me permiten dedicar el poco tiempo libre que me queda a darle duro al DOOM 3 (que se caga en cualquier First Person Shooter hecho hasta el momento); sin embargo, aquí regreso, arrastrando con todo ese halo infernal represado.

Y en esta ocasión me permito reseñar una de las películas más dementes y alocadas que hayan podido corromper mi mente: PAYASOS ASESINOS DEL ESPACIO EXTERIOR.

Y es que el título lo dice todo. Escrita y dirigida por el demente Stephen Chiodo, esta poderosa producción vio la luz en 1988. Básicamente la película cuenta la historia de una nave espacial con forma de carpa de circo, la cual aterriza en un pequeño pueblo gringo. Los ocupantes interestelares no son los típicos enanos verdes o los Alien de don H.R. Giger. Como bien los define Rich Terenzi: "Son extraterrestres con forma de payaso".


¿Y a qué demonios vienen a la tierra? Simple: Les gusta convertir a los humanos en capullos de algodón de azucar, para succionar la materia líquida corporal y de esta manera saciar su hambre interestelar


EN EL ESPACIO TAMBIÉN HAY FAT BASTARDS GLOTONES

¿Y cómo convierten a los humanos en capullos de algodón de azucar? También es sencillo: Cargan unas pistolitas graciosas, que disparan rayos de, ehh como llamarlos... transformadoresenalgodóndeazucar.



HEAD SHOT


Y así, durante 80 minutos, estos bufones del averno se dedican a repartir leches y a asesinar a todos los miembros del pueblo, con fines alimenticios y de las maneras más hilarantes y absurdas que haya podido concebir el celuloide. Para la muestra un botón:

El payaso con cierto aire a Johnny Rothen resulta ser un maestro para hacer figuras con globos, y en medio de una persecución decide crear un perro sabueso para que persiga a su "almuerzo" que había escapado de la nave.


El origen de esta serpiente bufonesca es nada más y nada menos que MAÍZ PIRA disparado a través de una escopeta que.... disparamaízpira, el cual en verdad no es maíz pira sino unos pequeños huevecillos con forma del pluricitado maíz pira, que se adhiere a la piel y evoluciona en esta repugnante criatura:



* En medio de una función de títeres improvisada en un parque, un chicuelo travieso y picarón sucumbe ante uno de nuestros amigos payasetes, pues el títere contenía la ya citada pistola transformadoresenalgodóndeazucar:


LAS MARIONETAS ASESINAS DE JAIME MANZUR

... y por el corte serán las muertes que veremos a lo largo de la película. Eso sí, debo hacer mención especial al "malo final" (sí, malo final al estilo Final Fight), un payaso asesino como de 30 metros, y al igual que en Final Fight (jueputa tengo que dejar de jugar XBox) el tamaño de los enemigos e inversamente proporcional a su inteligencia.



De igual manera hay un gilipollas que logró sacarme de quicio, uno de esos secundarios que usualmente no cumplen un rol muy relevante en las películas, pero que consigue generarnos un abominable odio hacia él por ser un completo hijo de puta. En este caso le correspondió el título de "secundario que nos traumatizó" al agente policía Curtis Mooney, interpretado por el grandioso John Vernon. Se trata de un policía corrupto, que utiliza métodos violentos para aprehender a los imputados y además es terco, paranoide y en resumen, un completo hijo de puta sin corazón. Cuando la ciudad es invadida por los payasos asesinos, y su dependencia recibe infinidad de llamadas reportando los ataques, el muy bastardo se burla de sus interlocutores argumentando que todo es producto de una broma de los hermanos Terenzi (un par de imbéciles que tienen un carro de helados). Luego es presa de un ataque de paranoia y piensa que todo es un complot para bajarle el puesto. Finalmente uno de los payasos lo ahorca en un sublime momento para todos aquellos que lo odiamos.

Para concluir, debo decir que es una deliciosa película de horror / comedia / splatstick, que cuando chicuelo me hizo cagar del susto (aunque no tanto como IT ), y que ahora me genera un montón de risa y gozadera. Ideal para pasar un buen momento con un clásico del cine de terror ochentero, de pocas pretensiones y grandes resultados.

El trailer oficial:



Y para quienes lo conocemos, la versión "killer klown" de nuestro querido amigo "ALVARINCHI"


Si desean la película, la pueden coseguir a un módico precio con mi socio HUGORE en ESTA dirección. No siendo más, me despido deseándoles a todos una felíz y plácida noche! (Cuidado con los payasos asesinos)




4 comentarios:

valar dijo...

Buena reseña, y que bien que todavía halla quien le sigue dando duro al Doom 3!

Mr. Ticulo dijo...

En mi TOP 50 de las peliculas mas huesas de toda la historia!

Kain Hellraiser dijo...

Valar: Gracias.. y claro que le seguiré dando al Doom 3, sobre todo porque probablemente algún día de estos me induzca un paro cardiorespiratorio.

Tículo: Lo que pasa es que la película de entrada hay que tomarla sin ningún tipo de expectativa y en plan de mamadera de gallo (no sólo esta, sino en general todas las de serie B). Aunque a decir verdad, prefiero mil veces KILLER KLOWNS... que cualquier bodrio cinematográfico francés, con ínfulas de grandeza y con toneladas de aburrimiento. Éxitos.

emmeline dijo...

en estos momentos me la estoy viendo!!!!!!! interrumpo no mas para desayunar y xq me acorde q tenias una reseña de la pelicula. Ah y coincido totalmente contigo, el policia ese es peor q un dolor de muelas, disfrutare viendolo morir :)