miércoles, 18 de junio de 2008

EL VIEJO DEL DÍA

La mayoría de pueblos antiguos, desde los romanos, los germanos, los vikingos, pasando por los chinos y japoneses, veneran de sobremanera a sus ancestros, no sólo por ser estos los poseedores de la sabiduría que se adquiere únicamente con el trasegar de los años, sino porque es deber de las nuevas generaciones perpetuar el legado de padres y abuelos.


Ahora bien, a manera de introducción quiero traer a colación la siguiente cita:


“A los viejos les gusta dar buenos consejos, para consolarse de no poder dar malos ejemplos.” François de la Rochefoucauld

Temo enormemente a la vejez. No puedo evitar que el pensamiento sobre mi edad provecta me atormente constantemente. Y aunque probablemente la muerte y la eternidad sean tan bellas como en “Forever” de Stratovarius, o en su defecto me espere un Valhalla lleno de hidromiel y Valkyrias, prefiero alejar de mi regazo abstracciones al respecto. Es por eso, que ahora siendo un auténtico juerguista y gozador jovenzuelo, redirecciono mis temores a ciertas razas de ancianos, quienes escapan del concepto tradicional de anciano sabio, calmado y sereno, y se convierten en sujetos salidos de un cuadro de El Bosco. Respetando enormemente la sapiencia y el recorrido de algunos abuelos, padres y brillantes seres que contribuyen a que sus experiencias sean una lección de vida para nosotros, me paso al otro lado del río, y procedo a criticar a aquellos longevos seres detestables, aquellos por quienes la idea de la vejez se convierte en repugnante pesadilla, viejos bellos en su miseria, feos en sus últimos intentos porque la juventud no escape de sus manos como la arena en una playa desierta. A esos viejos escribo con ira en mis dedos, y a esos viejos los clasifico como un taxón.


Con ustedes esta nueva sección, dedicada a mostrar a los viejos más miserables sobre la faz de la tierra. Y para empezar, dos joyitas:



QUÉ DELICIA!!!!! No puedo creer que un anciano se atreva a tomarse una foto así. Su cándida y jovial sonrisa, su calzoncillo apreta'o, los pantalones casi en las rodillas, la peinilla a pesar de su notable calvicie... la gozadera propia de un jovenzuelo de 17 años, enclaustrada en el cuerpo de un vejete podrido y gozador.... por eso está nominado al premio ALICIA DE ROJAS como el viejo del día, bajo el alias de "Don Agapito"


[Agradecimiento especial a mi querida amiga y cuasi-moza Angelique por la foto)


Y ahora el competidor No. 2:



Este triste competidor, conocido bajo el alias de "Don Ruperto" nos demuestra como la vejez puede ser sinónimo de morriña, desconsuelo y tristeza absoluta. Nada más desolador que ponerse la pinta para ir a la Plaza de Bolivar (en Bogotá) e ir de manera solitaria a alimentar seres repugnantes como lo son las palomas. Además, la vida no contenta con dejar solitario a "Don Ruperto", literalmente LO CAGA (como puede verse en su zapato derecho), aplicándose el dicho que "así paga el diablo a quien bien le sirve", o en este caso, lo alimenta. Por su tristeza, "Don Ruperto" también está nominado al citado premio como viejo del día

Más viejos nominados en una próxima oportunidad!

4 comentarios:

valar dijo...

Los únicos viejos que me caen bien son los viejos cascarrabias; ven con claridad el patético estado de su existencia y como tal se comportan; aunque muchos al final, como todos, terminan flaqueando.
¡Maldita sea, ya nos llegará también nuestra hora de ser recordatorios ambulantes de la muerte!

Care'Loco dijo...

Yo definitivamente voto por "Don Agapito" para el viejo del día...q senor tan coloquial y tan degenerao, apuesto que el calzoncillo estaba esjetao! Sigan con este concurso que esta bueno

emmeline dijo...

voto definitivamente x el viejito con complejo striptease.... sobre el tema en general, te digo q yo a la vejez no le tengo mucho miedo; mis abuelas son dos de las personas mas vitales y cheveres q conozco. (aunque a una le ha dado recientemente x el fanatismo, religioso, pero q se le va a hacer) Lo que si me da pesadillas es llegar a cierta edad y descubrir q no hice nada con mi vida... no como encontrar la cura del cancer o algo asi, sino quedarme con una carrera mediocre y tener una casita modesta, un esposo, dos hijos, ningun perro y no haber viajado ni conocido ni vivido nada x miedo o x dejarlo todo para despues.

Jajajaja me pusiste trascendental, en fin, espero los proximos nominados :)

Liquid We are says: dijo...

JUAJAUAJAUAJUAJAUAAJAAJAUAAJAUAJAUAJAUAAJAUAJAUA no habia visto eso .....